La fábrica de Trubia contratará personal para entregar los Pizarro este año

La fábrica de armas de Trubia. /
La fábrica de armas de Trubia.

Santa Bárbara Sistemas anuncia a la plantilla otras medidas como posponer vacaciones para terminar la fabricación a finales de este año

SUSANA NEIRA

La dirección de Santa Bárbara Sistemas comunicó ayer a la plantilla la inminente necesidad de aumentar la producción entre agosto y noviembre para entregar en plazo unas 37 barcazas al Ministerio de Defensa, de las que 33 unidades se realizarán en Trubia, según informaron fuentes conocedoras del anuncio. Entre las medidas para agilizar la finalización está la contratación de al menos 16 personas -ocho soldadores y ocho caldereros- de manera temporal, la modificación del calendario de vacaciones de los departamentos de armado y soldadura, entre otros puestos, y nuevos turnos de trabajo para garantizar la producción las 24 horas.

Problemas técnicos, según las mismas fuentes, obligan ahora a pegarse este apurón. Los primeros prototipos diseñados han sufrido cambios para su mejora, de ahí la necesidad de aumentar el número de horas de trabajo previstas. Se pasará, por tanto, de las 60 horas de armado y soldadura a unas 227 horas de media.

A poco más de una semana, la medida afectará a parte de una plantilla que se marcha en su mayoría en agosto de vacaciones. Pero supone que, de nuevo, vuelve a haber apuro en una fábrica con un bajo nivel de producción desde los comienzos de la crisis por el descenso de los pedidos, lo que llevó a la salida de casi la mitad de la plantilla tras el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aplicado en 2013 al que siguió otro Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) aún en fase de aplicación. Un aumento de la carga de trabajo que continuará con el inicio de la fabricación de las barcazas para las tropas británicas, también en Trubia.

Mientras se anuncian nuevos contratos con los mencionados perfiles, la plataforma de despedidos continúa su lucha para lograr su readmisión. La semana pasada lograron el respaldo del alcalde, Wenceslao López, y ayer se manifestaron junto a otros colectivos de la plataforma de Trabajadores en Lucha.