El Ayuntamiento redactará un plan con las prioridades de Oviedo hasta 2025

El objetivo es «disponer de una estrategia global o integral de Oviedo en el que se fijen las metas a medio plazo en los diferentes sectores y no solo físicas, como es el caso de las ciudades que solo disponen de planes o proyectos urbanísticos»

SUSANA NEIRA

¿Cuáles son las prioridades sociales, urbanísticas, medioambientales, económicas o demográficas para el municipio en los próximos diez años? A esta pregunta pretende responder el Plan Estratégico 'Oviedo 2015-2025', un documento que redactará el Ayuntamiento con el objetivo de «disponer de una estrategia global o integral de Oviedo en el que se fijen las metas a medio plazo en los diferentes sectores y no solo físicas, como es el caso de las ciudades que solo disponen de planes o proyectos urbanísticos». Colaborarán en el diseño la Universidad de Oviedo, las asociaciones empresariales y sindicales, los vecinos, y otros colectivos, como los culturales y sociales.

La Junta de Gobierno local ya ha aprobado los pliegos de condiciones para la elaboración de este proyecto de planificación estratégica urbana sostenible que traerá las líneas de desarrollo de la próxima década. El plazo de ejecución de dicho estudio es de seis meses y saldrá a licitación por 60.000 euros más IVA. A través de una nota de prensa, el alcalde, Wenceslao López, explicó ayer que las ciudades deben de definir sus objetivos «especialmente aquellas que tienen la dualidad de ser el núcleo de un área metropolitana y ser la capital de la región. Oviedo es una de las pocas ciudades de estas características a nivel nacional que aún no tenía estas líneas maestras definidas.

La redacción de dicho plan no solo permitirá fijar qué es más importante o urgente, sino que será un documento clave para acceder a la convocatoria europea del Programa Operativo sobre Crecimiento Sostenible en su tramo local. Dichas ayudas, articuladas a través de fondos Feder y gestionadas por el Ministerio de Hacienda, «contemplan la financiación específica para actuaciones municipales que impulsen la inclusión social, la movilidad urbana sostenible, la mejora del entorno urbano y las acciones de rebaja de emisiones de carbono en zonas urbanas».

El Consistorio divide en cinco fases la elaboración del plan. La primera consistirá en la identificación de los principales problemas y retos de la ciudad así como los medios y los recursos disponibles para combatirlos y la segunda, la redacción d un análisis integrado teniendo en cuenta diversos factores como el parque edificatorio, la movilidad, el transporte público, las comunicaciones, la accesibilidad, las zonas verdes o los niveles de ruido, los consumos energéticos, la situación del mercado local de trabajo, las empresas, la situación económica de las familias, el crecimiento de la población, su envejecimiento y sus migraciones, la participación ciudadana o los sistemas de planificación que ya existen.