El Ayuntamiento de Oviedo anuncia un concurso público para el albergue de peregrinos

El presidente de la Asociación Astur-Leonesa, José Luis Galán, en el albergue junto con la edil popular, Cristina Fernández. /
El presidente de la Asociación Astur-Leonesa, José Luis Galán, en el albergue junto con la edil popular, Cristina Fernández.

La Asociación Astur-Leonesa de Amigos del Camino de Santiago calcula que a finales de año se alcanzará la cifra récord de 5.000 peregrinos

C. G. / G. D.-R

El cambio de ubicación del albergue de peregrinos corre como la pólvora en las redes sociales. Un problema en la estructura en la sede anterior (en la calle Adolfo Posada) redujo de 32 a 12 las plazas. Desde junio los peregrinos que descansan en la ciudad (origen del Camino Primitivo) lo hacen en el Seminario. Cuenta con 51 plazas y, a falta de dos meses para cerrar el año, la Asociación Astur-Leonesa de Amigos del Camino de Santiago calcula que superará los 5.000 peregrinos. Con ella alcanzarán una cifra récord. «Antes éramos un punto negro en el camino porque el albergue quedó reducido y sin capacidad por fallos en la estructura», explicó el presidente José Luis Galán durante una visita de la edil popular Cristina Fernández al albergue para interesarse también sobre su futuro.

A falta de conocer el futuro (el 31 de diciembre finaliza el contrato), ayer a primera hora la asociación mostraba su preocupación. «El tripartito no nos ha dicho nada y no sabemos qué solución va a haber. No queremos llegar a diciembre y que no pueda prorrogarse o exista un nuevo contrato». Su duda la despejó apenas unas horas más tarde el concejal de Empleo, Iván Álvarez (IU), en el Pleno. Anunció que están redactando los pliegos para sacar la gestión a concurso y «no a dedo» y contestó a las críticas del PP. Por la mañana, la concejala popular Cristina Fernández aseguró (tras la reunión con la asociación) que al «ser un contrato menor no cabe prórroga» y urgía al tripartito a buscar una solución. En el salón de plenos, Álvarez aclaró que no es menor: «Es un contrato privado. Además hemos hablado con el Seminario la posibilidad de prorrogar el contrato si no llegamos a tiempo y no hay ningún problema», matizó.

Al margen de lo que ocurra en los despachos, los peregrinos que llegan ahora a la capital se encuentran con un albergue más amplio y remozado. El presidente de la asociación que gestiona la instalación, alabó el buen estado de la sede que, a diferencia de lo ocurría hasta hace unos meses, «anima a los peregrinos a descansar en Oviedo». Y es que las nuevas tecnologías han jugado un papel muy importante. «Antes éramos un punto negro y ahora la gente cuenta que el albergue ha cambiado y que está muy bien. Con la sede anterior muchos preferían no dormir en Oviedo».

De momento habrá que esperar la decisión del gobierno local y conocer los detalles del concurso público y el nuevo contrato. «Si continúa en el Seminario nos parece bien porque consideramos que es una buena ubicación», adelantó José Luis Galán.