Santa Bárbara cesa al director de la fábrica de Trubia por «razones organizativas»

Asumirá sus funciones de manera provisional el director senior de organización, José Andrés López

SUSANA NEIRA

Santa Bárbara Sistemas cesó el pasado viernes al director de la fábrica de armas de Trubia Francisco Espinosa Muñoz por «razones organizativas» tras cinco años en el puesto. Le sustituirá, con carácter provisional, el director senior de organización José Andrés López, jefe del despedido y responsable de todas las factorías estatales. La empresa buscará ahora un nuevo director para ponerse al frente de la factoría asturiana.

La multinacional toma esta decisión en un momento complicado para la factoría desde el punto de vista social y de carga de trabajo. Por un lado, el conflicto social derivado del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supuso, tras el cierre de La Vega en 2012, la salida de 246 obreros a través de bajas incentivadas, prejubilaciones y 55 despidos. La situación de malestar de la plantilla, que afronta en la actualidad un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), tampoco ha cesado. En los últimos años han celebrado varias movilizaciones y manifestaciones, con paros en este último mes para exigir la readmisión de ese grupo de despedidos y los relevistas. En la actualidad, ambas partes negocian la creación una bolsa de empleo con la que cubrir los puestos de trabajo necesarios para asumir la llegada de carga de trabajo.

Precisamente este es otro de los aspectos que pondrán a prueba los resultados de la factoría trubieca. A la obligación de finalizar las entregas pendientes con el Ministerio de Defensa español se suma la construcción de las barcazas para las tropas británicas, cuyas primeras unidades deberán estar listas en 2017 y obligarán a aumentar la producción.

Santa Bárbara, además, es la empresa invitada, formando una UTE con Indra y Sapa, por el Gobierno central para realizar los prototipos del vehículo de combate sobre ruedas 8x8 del Ejército de Tierra, valorado en 89,2 millones de euros y que abre la puerta a la adjudicación de la futura construcción de dichos vehículos.