El Círculo de Mediación pide crear un servicio municipal para resolver conflictos

José Antonio Moreno y Adriana Espina, miembros del Círculo de Mediación del Principado. /
José Antonio Moreno y Adriana Espina, miembros del Círculo de Mediación del Principado.

Incluyen en los presupuestos participativos la sugerencia, «pionera en Asturias» pero que ya funciona en muchas otras ciudades

IDOYA REY

El Círculo de Mediación del Principado de Asturias ha incluido en la web de Presupuestos Participativos una idea que dice «es pionera en la comunidad autónoma, aunque llega con retraso frente a muchas otras ciudades del país». Lo que sugieren es la creación de un servicio municipal y gratuito de mediación para la resolución de conflictos tanto entre particulares como para negociar los posibles conflictos que surjan entre los ciudadanos y la administración.

LA PROPUESTA

Servicio. Crear un servicio de mediación municipal para resolver conflictos .

Tipo. Tanto conflictos entre particulares en el ámbito familiar, como en el comunitario y vecinal, como puede ser el uso inadecuado de espacios públicos.

Complementario. Sería la puesta en marcha de un servicio complementario, alternativo y gratuito para todos los ovetenses .

La propuesta en realidad llegó al Ayuntamiento hace ya año y medio, con la anterior corporación municipal, «que se mostró muy receptiva, pero aludió a la falta de presupuesto para implantar el servicio», explican Adriana Espina y José Antonio Moreno, miembros del Círculo de Mediación. Aseguran que el coste no sería muy elevado y que la idea es implantarlo poco a poco. «Sería muy interesante firmar un convenio de colaboración e instalarnos algún día a la semana en una instalación municipal para que la gente vaya conociendo este servicio, que lo vea como un servicio más de todos los que presta el Ayuntamiento», relatan.

Los impulsores de la idea creen que es un proyecto «alternativo y complementario» a los que ya existen como el servicio de orientación hipotecaria. La idea que han lanzado en búsqueda de apoyos a través de la web ('www.consultaoviedo.es') es la de un proyecto transversal, que lo mismo sirva para mediar en un conflicto familiar, en uno comunitario, en alguno en el que se discuta sobre espacios públicos o en comunidades de vecinos. También cuando haya alguna discrepancia entre los ciudadanos y la administración. «Se podría también introducir algún parámetro para la gente que no tenga recursos», apuntan.

El servicio de mediación sería «gratuito, complementario y alternativo a la vía judicial para los ovetenses que se encuentren en una situación de conflicto», subrayan. Sería una apuesta de la ciudad por una «nueva cultura de comunicación, acuerdo y mejora de la convivencia». Porque la mediación es algo así como la justicia alternativa. Los profesionales ayudan a las partes a alcanzar y construir acuerdos a través de un proceso participativo. «Ellos son quienes crean el acuerdo que tiene plena validez jurídica, siendo exigible su cumplimiento ante juzgado y notario. Es un alternativa más rápida, eficaz y duradera», afirman. Y también con menor coste, tanto económico como emocional, que la vía judicial.

En los juzgados ovetenses ya está en marcha un servicio de mediación intrajudicial, «que en poco tiempo está teniendo muy buenos resultados. Tenemos casos con conflictos muy enconados, como divorcios en los que las partes llevan tres años sin hablarse. Vienen a la mediación y llegan a acuerdos con éxito», asegura Espina.

El servicio municipal que proponen es «una apuesta de futuro por esa nueva cultura de convivencia, un cambio de paradigma con métodos alternativos promovidos y regulados por el legislador europeo» y que se están desarrollando en muchas otras ciudades del país y también en muchos países del entorno. «El servicio municipal está implantado con éxito desde hace ya años en gran número de ciudadades, entre otras Sevilla, Barakaldo, Villadecans, Murcia, Valencia, Madrid, Badajoz, Bilbao, Albacete, Alicante y muchos más», explican. En alguna de esas ciudades, como es el caso de Sevilla, mediante la mediación resolvieron un conflicto entre hosteleros y vecinos «similar al de las terrazas que hemos visto ahora en la ciudad».

Hay países incluso en la que hay policías que son también mediadores para resolver todo tipo de conflictos. «Sería interesante que este servicio también pudiera ofrecer cursos y formación a los agentes para poco a poco ir cambiando esa resolución de conflictos», concluyen.

 

Fotos

Vídeos