El fiscal pide diez años de cárcel por dos robos para el apuñalador de Los Arcos

La calle del Rosal, donde cometieron un robo. /
La calle del Rosal, donde cometieron un robo.

Solicita la misma pena para su cómplice en los dos asaltos que perpetró horas después de acuchillar a un joven en el parque de San Pedro

G. D. -R.

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita un total de diez años de prisión para cada uno de los dos jóvenes acusados de perpetrar, en compañía de otros aún no identificados y de un menor, dos robos violentos en El Antiguo la madrugada del pasado 21 de agosto. Los hechos serán juzgados esta mañana en sendos juicios rápidos señalados en el Juzgado de lo Penal Número 4 de Oviedo a partir de mediodía. Para uno de los acusados, M. B. S. A, mayor de edad y de origen saharaui, es solo el principio. Está acusado también de un delito de intento de homicidio, por apuñalar a un menor de origen marroquí en el parque de San Pedro de Los Arcos apenas unas horas antes de los dos asaltos por los que será juzgado hoy y que precipitaron su detención.

El escrito de la Fiscalía se limita a los hechos que se juzgarán esta mañana: los dos robos cometidos de madrugada. Fueron los que permitieron su arresto, casi casual en El Antiguo, cuando la Policía llevaba horas buscándole por haber presuntamente acuchillado a un menor, que herido cayó desde el murete del parque de San Pedro.

Según la Fiscalía, M. B. S. A, junto con el otro acusado de robo, de nacionalidad española, y otros dos individuos no identificados aún, se dirigieron a dos personas con el pretexto de pedirles un cigarrillo alrededor de las tres de la mañana en la calle El Rosal. A continuación, les exigieron un euro y, ante la negativa de las víctimas, las rodearon entre los cuatro. Uno de los acusados les exhibió una navaja, mientras que los otros registraron a las víctimas, quitándoles todo lo que encontraron. En concreto, se apoderaron de dos móviles y de un total de 15 euros.

Una hora más tarde

El segundo de los robos se produjo una hora más tarde, sobre las cuatro de la madrugada, en la calle Postigo Alto. La Fiscalía sostiene que los dos acusados, junto con otras dos personas -una de ellas menor de edad- y otra que no ha sido identificada, se dirigieron a un joven con la misma escusa. Ante la negativa de la víctima a darles un pitillo, fue rodeado por los acusados, quienes le propinaron un fuerte empujón. A continuación, se echaron encima de él y le arrebataron un teléfono móvil, al tiempo que le propinaban continuos puñetazos por todo el cuerpo y le tapaban la boca para que no pidiera auxilio. A continuación se dieron a la fuga. La víctima sufrió policontusiones y distintas heridas, lesiones de las que tardó en curar cinco días, sin secuelas.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de robo con violencia, en concurso con un delito leve de lesiones, con la agravante de abuso de superioridad, y solicita que se condene a cada uno de los acusados por cada uno de los robos a cinco años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.