El premio de prevención contra las drogodependencia es «un acicate»

Marisa Ponga con Arancha Fernández y María Teresa Alonso. /
Marisa Ponga con Arancha Fernández y María Teresa Alonso.

El Ayuntamiento de Oviedo ha sido distinguido con el primer premio de la FEMP por haber incluido en el currículum de Educación Infantil el programa 'Nino y Nina'

D. LUMBRERAS.

El Ayuntamiento de Oviedo ha sido distinguido con el primer premio de Prevención Escolar de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) por haber incluido en el currículum de Educación Infantil el programa de prevención contra la drogodependencia 'Nino y Nina'.

Se comenzó a impartir en el curso escolar 2013-2014 de manera experimental, y ya ha sido aplicado en 23 centros del municipio. Han participado setenta y cuatro profesores y 1.596 alumnos. Está incluido en la oferta de programas de promoción de la salud y prevención de drogodependencias que cada curso escolar promueve el Plan Municipal sobre Drogas (43 colegios y 7.548 estudiantes a nivel nacional).

En el presente ejercicio están desarrollando el programa diez centros. Según la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga, el premio supone un «reconocimiento explícito» al trabajo realizado y representa «un acicate» para seguir trabajando en este tipo de proyectos.

Junto a Ponga han celebrado el premio recibido la responsable del Plan Municipal sobre Drogas, Arancha Fernández, y la directora del Centro de Profesorado y Recursos (CPR) de Oviedo, María Teresa Alonso.

Fernández aplaudió la buena instauración de este programa en la Educación Infantil por ser la última etapa «que quedaba» por tener programas de prevención. Con su aplicación se tiene en cuenta las recomendaciones de organizaciones internacionales que piden dedicar esfuerzos a la detección precoz y la intervención temprana.

El programa se centra en promover la capacidad de autocontrol de los alumnos, el respeto, el cumplimiento de las reglas, potenciar la identificación y diferenciación emocional, promover la autoestima positiva, desarrollar habilidades sociales y de interacción con otras personas y estimular los cinco sentidos a través del arte, la música y la reflexión. Todo ello mediante la interacción con los personajes 'Nino' y 'Nina', que pasan a ser «dos compañeros más» de la clase.