Piden nueve meses a un guardés por dejar morir dos animales

Se encargaba de una propiedad próxima a la fuente de la Payonera. Allí había dos perros y tres ovejas, que abandonó sin comida ni bebida de forma voluntaria, relata la acusación

D. L.

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita nueve meses de cárcel y la prohibición de tener animales por tres años a un guardés acusado de abandonar, hasta que murieron de hambre, a un perro y una oveja en una finca de Barredos, en La Manjoya.

Según el Ministerio Público, el acusado, al menos desde finales de 2015, se encargaba de una propiedad próxima a la fuente de la Payonera. Allí había dos perros (un pit-bull terrier y una pit-bull) y tres ovejas, que abandonó sin comida ni bebida de forma voluntaria, relata la acusación.

La situación causó un deterioro físico relevante a los animales, acabando con la vida del pit-bull terrier y de la oveja. La pit-bull fue hallada desnutrida por el Seprona el pasado 14 de marzo.

Considera la Fiscalía que estos actos incurren en un delito de maltrato de animales domésticos y demanda, además, que el acusado sea inhabilitado para ejercer cualquier oficio relacionado con animales, que se haga cargo de las costas procesales y que indemnice a la Perrera de Oviedo por la asistencia de la perra. La vista oral tendrá lugar hoy a las 11.45 horas en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo.