La fábrica de armas de Trubia contrata a ciento treinta obreros

La fábrica de armas de Trubia. /
La fábrica de armas de Trubia.

Santa Bárbara Sistemas ha ampliado la plantilla desde agosto para afrontar la producción de las barcazas para las tropas británicas

S. N.

Hoy se cumplen cuatro años del anuncio de Santa Bárbara Sistemas del plan de reestructuración en las fábricas de armas ante la caída de la producción y los contratos. En Trubia, el contestado social y políticamente Expediente de Regulación de Empleo (ERE) se saldó con 246 trabajadores en la calle, de los que 55 fueron despedidos. El colectivo, desde luego, no está para muchas fiestas: el pasado viernes 'celebraron' los cuarenta y cinco meses de esa salida forzosa. Y como cada mes, se concentraron a las puertas de la factoría de la villa cañonera exigiendo su readmisión. Algo les extrañó: no había dónde aparcar en las inmediaciones.

Tras ese desplome sin precedentes, la fábrica de armas de Trubia volvió a crear empleo el año pasado, gracias a una adjudicación a General Dynamics Land Systems UK, que servirá 589 vehículos del programa AJAX a las tropas británicas. Las barcazas de al menos cuatrocientas unidades se construyen en Oviedo. Terminados los prototipos, ya ha comenzado la fabricación en serie. Unos ciento treinta trabajadores -principalmente soldadores y caldereros, aunque también ingenieros- se han sumado a la plantilla desde agosto de 2016. Solo en la última semana, firmaron el contrato veinticuatro.

Con estas incorporaciones, la plantilla afrontará un importante pico de producción, que ha obligado también a habilitar un quinto turno en el taller de soldadura. En principio, según informaron fuentes vinculadas a la fábrica de armas, no se descarta algún contrato más (entre ellos, los del plan de formación negociado entre el Gobierno regional y Santa Bárbara), pero ya se puede dar por estabilizada la plantilla, a la espera de que llegue algún pico de producción.

El colectivo de despedidos explicó ayer a través de un comunicado que la afluencia de trabajadores «ha colapsado Trubia» y que no hay plazas de aparcamiento en los exteriores, por lo que se ha autorizado para estos fines el taller número dos.

Tras terminar el programa Pizarro, Santa Bárbara continúa a la espera de otro concurso importante. Aguarda por la licitación del vehículo 8x8 por parte del Ministerio de Defensa.