El Colegio de Abogados tendrá un desfibrilador

La firma del convenio firmado entre Hunosa y el Colegio. /
La firma del convenio firmado entre Hunosa y el Colegio.

Hunosa cede el aparato a la institución, que será la primera de España de estas características en tener un «espacio cardioprotegido»

D. LUMBRERAS

La sede del Ilustre Colegio de Abogados, situada en la calle Schultz, contará con un desfibrilador. Se convertirá así en el primero de España en ser un «espacio cardioprotegido», destacó ayer el decano, Ignacio Cuesta. La equipación fue cedida por Hunosa y su filial Sain Ingeniería, que se encargarán además de impartir la formación necesaria para manejarlos a entre ocho y diez trabajadores. Cuesta subrayó que se trata de un aparato que «puede salvar vidas» y que España está a «una distancia sideral» de Europa en cuanto a la instalación de este instrumental en instituciones y empresas. Por su parte, la presidenta de Hunosa, Teresa Mallada, animó a los organismos a «concienciarse». La normativa obliga a instalarlos en lugares con paso diario de 500 personas; el Colegio va más allá, pues calcula que recibe algunos días hasta 300 personas.