«Es más fácil tocar en Viena o Nueva York que en Oviedo»

Etelvino Fernández, Diego Valiño, Fernando Agüeria-Cueva, Vicente Sánchez, José Antonio Casanueva y Marisa Fanjul. /
Etelvino Fernández, Diego Valiño, Fernando Agüeria-Cueva, Vicente Sánchez, José Antonio Casanueva y Marisa Fanjul.

La AMSO organiza un debate sobre la programación cultural ovetense y los participantes coinciden en que necesita mejorar

ROSALÍA AGUDÍN

«Se cuenta muy poco con las instituciones culturales para programar las actividades que hay en Oviedo. Es más, tengo alumnos que tienen más facilidades para tocar en Viena o Nueva York que en Oviedo». Fernando Agüeria-Cueva, director del Conservatorio Superior de Música, ayer participó en la cuarta jornada cultural organizada por la AMSO en la Casa del Pueblo. Su discurso no solo fue de crítica, sino que también tuvo buenas palabras para alabar la gran cantidad de actividades relacionadas con la música clásica que hay durante el año. «Hay zarzuela, ópera, ciclos de piano... y si lo comparamos con el entorno más cercano vemos que somos unos privilegiados».

Pero Agüería no fue el único que participó en este debate titulado Oviedo: por una programación cultural más diversificada'. También estuvieron el director de la Escuela de Arte de Oviedo, José Antonio Casanueva, el director de Teatro Norte, Etelvino Vázquez, y la directora del Centro de Danza Marisa Fanjul, Marisa Fanjul. Los tres coinciden en que la programación cultural necesita mejorar y además se deben crear nuevas actividades. «El Ayuntamiento debería promover nuevas iniciativas como la Noche Blanca», destacó Casanueva.

Por su parte, Etelvino Vázquez afirmó que el Filarmónica no es un lugar acto para albergar obras de teatro debido a que sus «posibilidades son muy limitadas», y Marísa Fanjul manifestó que «la danza es la Cenicienta de las artes, ya que nunca se le hace caso».