Defensa financiará las inversiones con la venta y alquiler de patrimonio

El objetivo del ministerio choca con los planes municipales de una cesión gratuita de la antigua fábrica de La Vega

S. N. OVIEDO.

Silencio por la petición de complejo de la fábrica de armas de La Vega y a subasta la residencia de oficiales de El Milán. Estas son las dos respuestas que ha recibido el equipo de gobierno a las peticiones de cesión enviadas a la titular de Defensa, María Dolores de Cospedal. El ministerio no parece dispuesto a entregar por cero euros ninguna de sus propiedades.

Entre otras cuestiones porque, entre sus pretensiones, está la venta de patrimonio para financiar programas de armamento y material. Este es uno de los objetivos del Instituto de la Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied), según figura en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Se trata de un organismo autónomo encargado de la enajenación «a título oneroso» de bienes inmuebles que sean desafectados por el Ministerio de Defensa, así como de viviendas militares y de acordar con terceros la gestión de propiedades. También se encarga de la «colaboración con la Corporaciones locales y con las comunidades autónomas o sus organismos públicos en el planeamiento urbanístico y su coordinación con los planes de infraestructura de las fuerzas armadas». En ningún caso menciona la palabra cesión, aunque no sería la primera vez que responsables de Defensa llegan a acuerdos con ayuntamientos para la reutilización de inmuebles.

Fue precisamente el Invied quien, a mediados de marzo, sacó a subasta el inmueble de El Milán por 1,8 millones de euros. Una manzana de 1.221 metros cuadrados que entregará, literalmente, al mejor postor a pesar de las pretensiones del equipo de gobierno de destinar este edificio a centro polivalente para atender la demanda de los vecinos de la zona. Precisamente esta semana acaba el plazo para presentar ofertas. Si queda desierta esa primera subasta, el precio se bajará a 1,6 millones.