«El autocontrol es un predictor de éxito en la vida mayor que la inteligencia»

Ramírez, en el hotel Barceló./
Ramírez, en el hotel Barceló.

Patricia Ramírez.Psicóloga Deportiva

DANIEL LUMBRERAS

Patricia Ramírez (Zaragoza, 1971) es conferenciante, formadora y psicóloga deportiva; ha trabajado con equipos como el Betis de Pepe Mel. Ayer presentó en el Espacio Circus su nuevo libro, 'Cuenta contigo'.

-El libro habla de abandonar la dependencia de los demás. ¿Cómo hacerlo en los deportes de equipo?

-En un equipo, entre todos se consigue el objetivo, y en la vida tienes un equipo que es tu familia. Pero los demás no tienen que conseguir tus objetivos.

-En una era de conexión continua a través de las redes sociales, ¿nos puede el afán de agradar?

-Es verdad. Nos gusta sentirnos parte de algo. Y para ello hay gente que paga un precio altísimo, comportarse de forma distinta. Tenemos que aprender cuáles son nuestros valores, nuestra forma de ser, y luego buscar un grupo en el que encajar. Sí que hacemos cosas por las otras personas, se llama educación, pero eso no nos puede llevar a cambiar.

-Habla también de que la falta de espíritu aventurero. ¿Los 'milennials' crecieron sobreprotegidos?

-Hace tiempo que estamos sobreprotegiendo a los niños, con ello impedimos que se den cuenta de sus limitaciones. Estamos educando a personas que no valoran lo que tienen, hay poco autocontrol y poca paciencia. Eso es una bomba.

-¿Por qué una bomba?

-Porque una persona sin control ni paciencia es impulsiva. Los estudios han demostrado que el autocontrol es un predictor de éxito en la vida mayor que la propia inteligencia.

-El mensaje es el equilibrio.

-Sí. Sobre todo la responsabilidad emocional, estar tú motivado buscando el sentido, saber gestionar el fracaso sin que los demás te den una palmadita en la espalda.

-¿A qué problemas se enfrenta una psicóloga deportiva?

-Normalmente falta de confianza. Gestionar mal el fracaso, anticipar todos los miedos, no responsabilizarnos de los errores y no hacer nada para cambiarlos... Gente que duda. Cuando entrenas bien pero compites mal, son las variables psicológicas las que están en juego.

-¿Los deportistas dejan un poco de lado la salud mental?

-Hay que educarlos un poco, no son tan conscientes. Lo primero es hacer un estudio del deportista y luego enseñar recursos para ganar control sobre la situación, dónde están los puntos fuertes... La motivación es una parte pequeña.

-¿Qué tal sus experiencias con el Betis o el Mallorca?

-Muy chulas. Recuerdas momentos duros, porque el fútbol profesional es algo intenso, pero mucho agradecimiento de jugadores y afición.

-¿A la afición hay que educarla psicológicamente?

-Por supuesto. Sacan juicios de valor, que si no sudan la camiseta... Eso es un disparate, el jugador siempre está interesado en ganar.

-¿Harían falta más psicólogos en los equipos?

-En todos lados. Pero en el fútbol no hay tanto dinero como la gente cree.

-¿Qué le recomendaría al posible entrenador del Real Oviedo?

-Serenidad con el proyecto, y paciencia. Si no es un año, será otro.

-Y para el que no lo haga, ¿cómo animarse a hacer deporte?

-Está perdiendo el tiempo. Debería formar parte de nuestra vida, como lavarse los dientes. Como busquemos una motivación a corto plazo, como perder peso, estamos perdidos. Hay que encontrar sentido.