Absuelto el acusado de acosar sexualmente a una joven de 15 años: «La menor carece de candor e ingenuidad»

Absuelto el acusado de acosar sexualmente a una joven de 15 años: «La menor carece de candor e ingenuidad»

La sentencia recoge que hubo un intercambio de imágenes de contenido «erótico» pero que la adolescente las facilitó por «propia iniciativa»

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El Juzgado de lo Penal número 1 ha absuelto al acusado de un delito de acoso sexual a una adolescente de 15 años y otro de exhibición de material pornográfico como así había solicitado su defensa, ejercida por la letrada Patricia García. La Fiscalía del Principado de Asturias solicitaba para él la pena de tres años de cárcel aunque tras la vista oral, celebrada el pasado 12 de abril, modificó la acusación manteniendo solo el delito por acoso sexual y una multa de 3.840 euros por un delito de exhibición pornográfica. Sin embargo, la sentencia argumenta que no existió tal delito ya que tanto el acusado como la menor, según recoge el fallo, intercambiaron fotografías de contenido «erótico», no pornográfico. Apunta, además, que la menor lo hizo por su «propia iniciativa» a pesar de que el acusado era consciente de la edad de la joven.

Sobre las imágenes, de contenido sexual explícito, el juez recoge que no pueden considerarse material pornográfico porque a pesar de que el procesado envió una fotografía a la adolescente de su «pene erecto» esta imagen no «causó perturbación» en la menor que «carece de ingenuidad» y «candor sobre sexualidad», recoge el fallo al que ha tenido acceso este diario. Las fotografías enviadas por el acusado, según argumenta literalmente la sentencia, «no desbordan lo erótico, no puede ser entendido como pornografía, son sensuales; en consecuencia debe ser absuelto del delito de acoso sexual».

Cuando el titular del juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo se refiere a la supuesta víctima, explica que para que alguien pueda ser condenado por acoso sexual a una menor de 16 años debe quedar probado que el agresor dirija sus actos a embaucar y engañar al menor. En este caso, según detalla, de las conversaciones que mantuvo la menor con el procesado se desprende que «no fue engañada» por el acusado. Tampoco que él se «prevaliera del candor de la menor», para ello ya que las expresiones utilizadas por la joven «no nos trasmiten ingenuidad ni candor sobre la sexualidad, carece de él».

Fotos y mensajes explícitos

Entre el material fotográfico intercambiado entre ambos aparecen dos imágenes de la menor en la que esta se introduce un plátano por la vagina acompañada de un texto donde le pregunta al procesado «si se ha corrido».

Sobre la fotografía del miembro erecto que el procesado envió a la adolescente, la menor le contestó que «en primer lugar en la boca», «después pasando por los pechos», «después cuando llegara abajo hacer lo que quieras».

El acusado aseguró durante la vista oral que estaba convencido de que la chica era mayor de edad a pesar de que los informes presentados por la Guardia Civil que instruyó el caso, se recoge que el acusado tenía conocimiento de que la joven contaba con 15 años. El procesado contactó con la adolescente a través de una web de citas en la que esta creó dos perfiles en los que indicaba que tenía 20 años.

La menor comenzó a chatear con el procesado, al que llegó a referirse como «mi novio» sin que su madre tuviera conocimiento de ello. En cuanto la progenitora se percató de todo, le retiró los dispositivos móviles cambiando incluso la contraseña de acceso y denunció los hechos, de ahí que se abriera el procedimiento judicial que inició el juzgado de Instrucción número 1 de Llanes, ya que la menor es natural del concejo de Ribadedeva.

Tras la vista oral, celebrada en el Penal número 1 de Oviedo, el juez una vez valoradas todas las pruebas, decretó la absolución del acusado.