El autor del atropello mortal de Mamel en Oviedo lo arrolló a «60 kilómetros por hora»

El coche que conducía el autor del atropello mortal. / FOTOS: SEGURIDAD CIUDADANA
El coche que conducía el autor del atropello mortal. / FOTOS: SEGURIDAD CIUDADANA

El coche entró en la calle Argüelles a una velocidad de 90 kilómetros; la víctima salió despedida e impactó contra un semáforo

R. A. / J. C. A.OVIEDO.

Han sido más de diez días de investigación por parte de la sección de Atestados de la Policía Local y ahora los agentes han entregado al Juzgado de Instrucción número 1 de Oviedo las diligencias del atropello mortal de la calle Argüelles. Las pesquisas sobre el accidente ocurrido la madrugada del 26 de mayo cuando el conductor Iván G. G., de 38 años, arrolló de forma mortal a Mamel Castañón y después se dio a la fuga, ya están en manos del juez.

Los funcionarios municipales han reconstruido con exactitud cómo fueron los hechos gracias al novedoso programa PC Crash, avalado por la sociedad americana de ingeniería, y han establecido que el supuesto autor de los hechos entró en la vía «a noventa kilómetros por hora». En el momento del accidente circulaba «a sesenta» y empotró a la víctima contra una semáforo tras lanzarlo veintiún metros. Después cayó al suelo, según informó ayer la TPA.

Imágenes del programa PC Crash con la reconstrucción del atropello.
Imágenes del programa PC Crash con la reconstrucción del atropello.

Ahora, todos estos datos están en manos del juez después de que el lunes los agentes le entregasen toda la documentación. Se ha incluido el resultado de la investigación mediante la que se ubica al vehículo, un Honda Civic de color azul, y su conductor desde momentos antes al accidente. También el instante en el que el coche fue encontrado en Colloto y cuando el acusado fue detenido en su domicilio de Vallobín. Se han incorporado, además, las filmaciones de multitud de videocámaras que grabaron los hechos y que permitieron identificar al presunto autor del atropello, las testificales de los testigos y las declaraciones de otras personas que sin saberlo habían interactuado con el detenido horas después del atropello mortal, según informaron ayer fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana.

En el segundo bloque se ha añadido la reconstrucción biomecánica del suceso su evolución. Gracias a la tecnología, los agentes han cuantificado la velocidad a la que iba el vehículo, el tiempo de reacción invertido por el conductor y la evolución del peatón en trayectoria tras el impacto, así como el mecanismo directo de su muerte.

Ahora, la investigación está en manos de los juzgados y el autor del atropello se enfrenta a tres delitos: homicidio imprudente, conducción temeraria y abandono del lugar del accidente. No obstante, la tasa de alcoholemia (más de 0,80 miligramos de alcohol por litro en aire espirado) no tiene validez legal porque se realizó seis horas más tarde del suceso. El acusado está por el momento en libertad con cargos.

Más información