Somos acusa a sus socios de «renunciar» a La Vega por la incubadora de empresas

Somos acusa a sus socios de «renunciar» a La Vega por la incubadora de empresas

Wenceslao López responde a Rubén Rosón que Somos «le pegó una patada al proyecto» para que «lo resolviera Pablo Iglesias»

J. C. A. OVIEDO.

El concejal de Economía Rubén Rosón acusó ayer a PSOE e Izquierda Unida de «renunciar a La Vega» a cuenta de la reunión que ambos partidos mantuvieron un día antes con la Cámara de Comercio para tratar el proyecto de incubadora biosanitaria que la entidad cameral veía con encaje en la clausurada factoría pero que, ante la imposibilidad de disponer ya de los terrenos, Cristina Pontón y Ricardo Fernández, desviaron al Vivarium de La Corredoria. Espacio que gestiona el área de Rosón y del que también reconoció su disponibilidad. En este aspecto, «no será una línea roja», afirmó el edil. «Parece que los carros se han alineado con los bueyes», ironizó sobre palabras de Wenceslao López, antes de reiterar que «lo que nos preocupa es que parece que dan por perdida La Vega. Nosotros, como Somos Oviedo, instamos al Gobierno de España a comprometerse».

Wenceslao López contestó minutos después y también miró a la capital del Reino. Acusó a Rosón de «contar cuentos» y le afeó que Somos «pegó una patada al proyecto» y lo mandó a Madrid «para que lo resolviese Pablo Iglesias» acerca de la iniciativa parlamentaria presentada por Podemos para la reversión de los terrenos. El regidor negó la mayor al revelar que las negociaciones con Defensa avanzan desde mayo y que el resto de formaciones del equipo de gobierno están convencidas de que «La Vega es de Oviedo». Afirmó, asimismo, que el proyecto estará encauzado antes de que finalice la legislatura «por mucho que le pese a algunos».

Cristina Pontón, por su parte, también apostilló a Rosón incidiendo en que el proyecto de las incubadoras digitales va por un lado y, por otro, la recuperación de los terrenos de La Vega, «algo en lo que no se deja de trabajar». Son, en su opinión, dos temas «totalmente distintos y complementarios» pero que, por «cuestión de lógica absoluta» no pueden cruzar sus caminos.

 

Fotos

Vídeos