Adiós a la nave de aceites Elosua

Una vista general de la nave industrial abandonada del número 38 de la calle Almacenes Industriales que será derribada. / FOTOS: ÁLEX PIÑA
Una vista general de la nave industrial abandonada del número 38 de la calle Almacenes Industriales que será derribada. / FOTOS: ÁLEX PIÑA

El Ayuntamiento asegura para su derribo el edificio de Almacenes Industriales | La demolición de la nave, que ardió en seis ocasiones, comenzará el próximo 2 de mayo una vez que Adif conceda el último permiso

ALBERTO ARCE OVIEDO.

Aunque la Semana Santa ha alargado los plazos unos pocos días más de lo previsto, el Ayuntamiento ejecutará al fin, y de forma subsidiaria, la demolición de la nave abandonada del número 38 de la calle Almacenes Industriales, antigua sede de la empresa de aceites Elosua, que ardió por última vez el pasado 10 de abril. Ayer, entre la intensa lluvia y el granizo de la tarde, los operarios de la concesionaria municipal FCC, liderados por el arquitecto Felipe Díaz-Miranda, comenzaron la primera fase de los trabajos: tapiar los agujeros en la parte posterior del edificio que sirven de entrada para los okupas y asegurarlo para impedir el acceso hasta el próximo 2 de mayo, día en que comenzará oficialmente el derribo.

El espacio, completamente cubierto de basura, cascotes, grandes trozos del desvencijado tejado de uralita repartidos por el suelo, colchones, ropa de alguno de los ilegales inquilinos y hasta partes de viejas carrozas del Día de América en Asturias, tuvo que ser inspeccionado previamente por los trabajadores. «Hemos visto a okupas en la planta de oficinas de la nave en los últimos días (lugar donde se produjeron hasta seis incendios) y teníamos que comprobar que no quedase nadie dentro».

Según Díaz-Miranda, «tenemos orden de ejecución subsidiaria por parte del Ayuntamiento y la autorización por escrito de la propietaria para derribar el inmueble», la compañía Naranco 2000, que tardó más de tres meses en responder las demandas municipales y que tendrá que hacer frente ahora a los 114.312,84 euros que suponen las obras.

No obstante, el que es además presidente de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) también admitió que «ahora estamos a la espera del permiso de Adif para llevar a cabo las actuaciones», al estar los terrenos en el ámbito de influencia y protección de la administradora de infraestructuras ferroviarias. «No es ningún inconveniente, llegará en los próximos días», apostilló.

Las obras durarán aproximadamente un mes. Los operarios tendrán que picar y separar a mano diversas partes de la estructura y reciclar debidamente las partes de uralita y los posibles rastros de aceite que pudiesen quedar en los viejos depósitos, aún llenos de líquido, de la factoría.

Temas

Sof, Oviedo