El alcalde de Oviedo, sobre los ancianos desahuciados: «No podemos obligar a nadie a que acepte una ayuda»

Wenceslao López, alcalde de Oviedo. /EFE
Wenceslao López, alcalde de Oviedo. / EFE

La pareja de septuagenarios continúa sin solicitar formalmente el acceso a una alternativa habitacional

ALBERTO ARCE

Continúa la dramática situación del matrimonio septuagenario que se vio obligado a pasar dos días y dos noches en el Campo de San Francisco tras haber sido desahuciado el pasado día 18. La familia, que actualmente reside de forma provisional en el hogar de un conocido, aún tiene todas sus posesiones en el piso a cuyo alquiler no pudieron hacer frente; sin embargo, estos han rechazado hasta en dos ocasiones las alternativas habitacionales propuestas por el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Oviedo.

La concejala de Igualdad, Marisa Ponga, desgranó ayer en rueda de prensa las actuaciones llevadas a cabo por su departamento. «El día 20, a las 11.30, tuvimos conocimiento del caso a través de un aviso de la PAH». Relató que «aunque en ese momento no me encontraba en mi despacho, fui inmediatamente». Ya allí, los responsables del área atendieron en dos ocasiones a los afectados, que fueron informados (delante de miembros de la PAH, la segunda vez) de sus derechos y posibilidades de recurso, como a cualquier otra persona que acuda», añadió.

En sus distintas visitas a Servicios Sociales, los afectados recibieron toda la documentación necesaria para solicitar el acceso a alguna de las posibles alternativas. Entre ellas, destacaban las residencias y apartamentos del ERA (Establecimientos residenciales para Ancianos), las vivienda de emergencia o la oportunidad de acceder, de manera inmediata, a recursos de alojamiento temporal y comidas en la Cocina Económica. No obstante, «a día de hoy no se ha presentado ninguna solicitud», sentenció la edil socialista. «Esto es solo la punta del iceberg y la gente no ve lo que hay debajo», lamentó en referencia a casos similares. 

«Actuación reprochable»

Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Oviedo, Pilar Lobo afirmó que durante la mañana de ayer «el matrimonio septuagenario tenía previsto ir al Centro Social de la calle Campomanes para pedir cita en Servicios Sociales y así llevar a cabo los trámites pertinentes, pero no han ido aún». Además, quiso dejar claro que «la actuación de los Servicios Sociales de la Corporación no se puede reprochar, pero sí la del Juzgado de Primera Instancia número 3, ya que no enviaron el caso al Ayuntamiento cuando se tuvo conocimiento del mismo».

El alcalde de la ciudad, Wenceslao López, habló de «situación excepcional con respecto al caso, «algo que no es habitual en la ciudad», apuntó. Además, concretó que «el matrimonio no consideró oportuno aceptar lo que se le ofreció» y que, ante determinadas carencias, «no podemos obligar a nadie a que lo haga». 

Más crítica, la vicealcaldesa de Oviedo, Ana Taboada, declaró que «es evidente que algo ha fallado en el caso de Oviedo, porque las personas vulnerables no pueden acabar en la calle». Asimismo, llamó a la responsabilidad de las tres partes implicadas en el convenio autonómico suscrito en marzo sobre lanzamientos (Consejo General del Poder Judicial, Federación Asturiana de Concejos y al Principado de Asturias). «El daño es irreparable, pero se debe revisar el funcionamiento de esos protocolos para que no se repita algo así», aseguró.

Para Cristina Pontón, concejala de Patrimonio, «este caso, tremendo, pone de manifiesto que hay que seguir trabajando sin escatimar esfuerzos ni recursos en la detección precoz de las situaciones de vulnerabilidad. Han fallado todos los controles y el sistema en general».

Sin información

Por otra parte, desde el área de Seguridad Ciudadana se ha señalado que no hubo constancia en ningún momento de que hubiese dos ancianos durmiendo en el Campo de San Francisco. Del mismo modo, el Juzgado desconocía las vulnerabilidades de la familia.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos