«Dejar un cuchillo al concejal es un acto impropio de Oviedo, a cuyos vecinos consideramos un ejemplo de convivencia»

«Dejar un cuchillo al concejal es un acto impropio de Oviedo, a cuyos vecinos consideramos un ejemplo de convivencia»
Ignacio Fernández del Páramos, con el cuchillo enviado al edil de Urbanismo. / Álex Piña / E. C.

Amenazan al concejal de Licencias dejándole un cuchillo en la puerta del Ayuntamiento

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Personal de limpieza del Ayuntamiento de Oviedo descubrió a primera hora de la mañana de ayer en la entrada a las dependencias de Urbanismo un cuchillo de grandes dimensiones y pintado de color gris, en el interior de una bolsa de plástico. Tras la reja de las oficinas de la calle del Peso, apareció, además, una nota firmada por un pseudónimo que rezaba: «Al de licencias, diez meses de espera, yo pago mis impuestos tengo mis derechos», en alusión al concejal del servicio Ignacio Fernández del Páramo y al histórico retraso en la concesión de permisos urbanísticos del Consistorio.

En un primer momento, la Policía Local levantó el atestado y se hizo cargo de las investigaciones. A mitad de la mañana, personal del Ayuntamiento, tras mantener una conversación con Del Páramo y una funcionaria, se puso en contacto con la Policía Nacional y Delegación de Gobierno que comenzaron a trabajar en el marco del acuerdo para casos de violencia política como los sucedidos en las últimas fechas en Riosa, donde la alcaldesa, Ana Díaz y uno de sus ediles han sido amenazados, o en Llanes, donde no se descarta que el asesinato de Javier Ardines pueda tener vinculación con su puesto de concejal

Más

Según confirmaron fuentes de Urbanismo, Del Páramo se mostró tranquilo «durante toda la mañana, quizás para dar ánimos a los demás, pero la procesión va por dentro». Somos Oviedo envió un comunicado agradeciendo la labor de las fuerzas de seguridad expresando «su apoyo y solidaridad» para con el edil. «Admiramos la calma con la que nuestro compañero está gestionando un hecho que consideramos muy grave y que no tiene cabida en una sociedad democrática, por mucho que acciones similares se hayan repetido en las últimas semanas. Se trata de un acto impropio del concejo de Oviedo, a cuyos vecinos y vecinas consideramos un ejemplo de convivencia», continúa la nota que también agradece las muestras de solidaridad de los «compañeros de Corporación».

Esas «acciones similares que se han repetido en las últimas semanas» apuntan a intentos de intimidar a funcionarios de Licencias aunque «nunca de esta gravedad», indicaron fuentes conocedoras del día a día en un departamento que ha sido puesto en el foco de la atención mediática desde varios sectores de la opinión pública de la ciudad. Por otro lado, fuentes del Partido Popular preguntadas por este diario, afirmaron desconocer actitudes de este tipo hacia los trabajadores municipales en la legislatura anterior.

Varias líneas de investigación

De esta manera y sin descartar ninguna línea de investigación tras los sucesos de Llanes con el asesintaro de Javier Ardines, y Riosa, con las amenazas a los concejales de Izquierda Unida, la Policía también baraja la posibilidad de que el macabro regalo se dirigiera de manera indeterminada a funcionarios del Ayuntamiento. Fuentes de Seguridad apuntaron a la posibilidad de que una persona en tratamiento psiquiátrico y cercana al Consistorio pudiera ser el autor de la nota y depositario del cuchillo.

Sin embargo, los precedentes en el Principado hacen a los investigadores ser cautelosos. En los últimos cinco años se han presentado en Asturias diecinueve denuncias por amenazas a alcaldes o concejales, «de las que once están pendientes de resolución» judicial o de que concluya la investigación, según trasladó la delegada del Gobierno, Delia Losa, en la última Junta de Seguridad del parlamento regional convocada a petición de Izquierda Unida.

Las otras ocho restantes fueron desestimadas al no apreciarse en ellas delito o falta. Unos hechos que Losa explicó que «no son de ahora porque este tipo de amenazas lamentablemente siempre han existido. Es algo que va implícito en los cargos políticos», refirió entonces. De las 18 demandas cursadas a la que ahora se suma la investigación sobre lo ocurrido en el Ayuntamiento de Oviedo, once están pendientes de resolución y el resto fueron desestimadas. Este dato, no obstante, no coincide con los que maneja el Tribunal Superior de Justicia de Asturias: al menos uno de estos casos ya fue enjuiciado y sobre el que se dictó sentencia.

Durante el Pleno de la pasada semana y a instancias de Izquierda Unida, formación especialmente golpeada por las amenazas de muerte a sus alcaldes y concejales en las últimas fechas, el Ayuntamiento de Oviedo aprobó adherirse a la declaración institucional del Consistorio riosano para trabajar por «los valores democráticos» y en pos del debate público entre ciudadanos en libertad rechazando «cualquier tipo de presión pública o privada».

Los concejales lo hicieron no sin polémica. El PP ovetense recordó coacciones a conservadores «en las Cuencas durante la Transición» y Ciudadanos equiparó la situación en Asturias con la que sus correligionarios «viven en Cataluña a diario». Luis Pacho citó a Inés Arrimadas saliendo escoltada y hubo risas entre el público.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos