La ampliación del comedor del Buenavista I costará 63.000 euros

La amplicación del comedor del Buenavista I costará 63.000 euros

G. D. -R. OVIEDO.

El aumento exponencial de las partidas dedicadas a becas de comedor ha generado, en paralelo, un notable crecimiento de la demanda del servicio. Colegios que antes tenían un turno de comedor, tienen dos y otros centros han tenido que improvisar un tercero. Aun así, hay estrecheces. Las más urgentes, las del Colegio Público Buenavista I, cuyo comedor resulta claramente insuficiente y obliga al personal de la contrata a hacer malabares desde hace años para que todos los niños puedan tener su tiempo para comer. No solo por el aumento de usuarios, el de Buenavista I es uno de los pocos colegios aún en crecimiento por la llegada de nuevos alumnos. En total , el Ayuntamiento prevé invertir 62.500 euros en las obras que permitirán ganar el espacio necesario para que el servicio pueda prestarse en dos turnos con mayor facilidad.

Las familias del colegio llevan desde 2015 advirtiendo del problema derivado del aumento del número de alumnos y de la necesidad urgente de ampliar el comedor, que fue diseñado para 85 comensales y tiene más del doble de usuarios habituales. El equipo de gobierno encargó el año pasado la redacción del proyecto, tras priorizar otra de las demandas de la comunidad educativa: cubrir el patio. Lo malo es que las obras de la cubierta se eternizaron. Fueron adjudicadas a Elecnor en agosto de 2017 y entre críticas de los padres porque los trabajos interferirían en el inicio del curso escolar. En el de 2017 y, también, en el del año siguiente, pese a que los obras tenían que durar un máximo de cuatro meses.

Los técnicos municipales apreciaron una serie de deficiencias en la ejecución, filtraciones incluidas, que urgieron a solucionar a la contratista. El Ayuntamiento no recepcionó la obra hasta este mes con la aprobación de una certificación final por importe de casi 50.000 euros. Con la última factura, el presupuesto se ha desviado un 9,5% sobre el de adjudicación, hasta los 321.250 euros. Le faltan cinco décimas para exceder el máximo legal que hubiera obligado a tramitar un nuevo proyecto complementario y pasarse los siete meses de media que tarda el Ayuntamiento en adjudicar un contrato con las obras sin poner en servicio. Por los pelos, el centro se ha librado de empezar un tercer curso en obras.