El antiguo HUCA de Oviedo es un «cementerio» sin futuro

La antigua entrada principal al Hospital General. /PABLO LORENZANA
La antigua entrada principal al Hospital General. / PABLO LORENZANA

La maleza y la basura invaden los terrenos de El Cristo y los edificios sufren desprendimientos y grafitis«Es una tomadura de pelo lo que está pasando con esta parcela que se encuentra en pleno casco urbano. Dan ganas de llorar», dicen los vecinos

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

Maleza que se 'come' edificios y aceras, árboles caídos, vertederos ilegales, puertas con cristales rotos o tapiadas con maderas y techos caídos. En esta situación se encuentran los antiguos edificios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en El Cristo, propiedad del Principado y del Gobierno central. Tal es su degradación que la Seguridad Social ha colocado varios carteles en algunas zonas para restringir el paso «por motivos de seguridad». Los vecinos califican esta parcela, de 80.000 metros cuadrados, como un «cementerio».

La actividad sanitaria se trasladó hace un lustro a La Cadellada y la mayoría de los edificios quedaron sin vida. Solo hay personal en tres: en Consultas Externas se ha habilitado una oficina de la Consejería de Educación, el Centro de Tejidos y Sangre y la lavandería de la avenida del Cristo. Las persianas y cortinas del resto no se han movido en estos cinco años, aunque en algunos parece que la actividad se mantuvo hasta hace poco: las lámparas en las primeras plantas de Maternidad siguen con fluorescentes, en las alas utilizadas por los niños permanecen pegatinas de dibujos en las ventanas y la mayoría de las puertas principales están cerradas sin ningún tipo de protección. Otras zonas, sin embargo, han sufrido actos vandálicos, como el Hospital General y Rehabilitación. Para evitar intrusos se han tapiado con maderas sus accesos.

Los grafitis, también, han proliferado en los últimos tiempos. Se extienden por las señales de tráfico y las partes bajas de los edificios. Pero los vándalos también se han subido a las alturas, dejando su sello en la parte más alta de Maternidad, prácticamente junto al tejado.

A priori, este último inmueble casi no tiene daños principales, pero el antiguo atrio es a simple vista el más dañado. Dos de los cristales de la segunda planta están rotos y no hay persianas y parte del techo del vestíbulo se ha caído. Enfrente, la imagen no es mucho mejor. El suelo de la cafetería principal está lleno de materiales inservibles, la suciedad se acumula en cada esquina y sobrevive un mueble.

Vigilantes de seguridad han controlado el complejo para evitar la llegada de okupas, por ejemplo, pero hasta en esto ha habido recortes: «Se pasó de tener a varios trabajadores a solo uno», lamentó el presidente de la asociación vecinal de El Cristo, Ramón de Fresno, quien apuntó también que desde hace dos décadas llevan luchando para que estos terrenos tengan un futuro. «Por mucho que exigimos no se hace nada. Es una tomadura de pelo lo que está pasando con esta parcela que se encuentra en pleno casco urbano. Dan ganas de llorar».

La degradación ha hecho que en los barrios de alrededor «hayan cerrado 185 locales» y la calle más afectada es la avenida del Cristo. También ha bajado el precio de los pisos y los carteles de 'se alquila' o 'se vende' pasan meses colgados de las ventanas.

Maleza que impide el paso

Uno de los portavoces de la plataforma vecinal SOS Viejo Hospital Nacio González explica que la última vez que el gobierno regional desbrozó la acera que comunica la calle Julián Clavería con el Hospital General fue en «marzo». Desde entonces no se han cortado las malas hierbas, entre las que hay plumeros de la pampa, y los peatones ya no pueden utilizar las aceras al estar invadidas.

«En los últimos tiempos ha habido pequeños avances gracias a la presión vecinal, pero falta voluntad política y partidas presupuestarias ambiciosas». Con ellas se procedería en un primer momento a derribar los edificios que no van a tener una nueva vida y todo parece indicar que los primeros plazos dados hace dos años, momento en el que el diseño 'Hucamp! La campa de todos ganó el concurso de ideas, no se van a cumplir. Las primeras actuaciones se deberían llevar a cabo este año y el final de los trabajos se situó en 2025. El Principado, por el momento, no ha contratado ninguna obra y el último paso dado por el Ayuntamiento fue la revisión del PGOU para esta zona.

Más