Arden cinco vehículos en un incendio intencionado en la calle Fernando Alonso

Los restos de uno de los coches, completamente calcinados, ayer. / PIÑA
Los restos de uno de los coches, completamente calcinados, ayer. / PIÑA

Tres de los coches han quedado calcinados y dos sufrieron daños; la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Fueron los vecinos de la calle Fernando Alonso (antigua Capitán Almeida) quienes dieron la voz de alerta. Un incendio aparentemente intencionado calcinó sobre las tres de la madrugada de ayer cinco vehículos que estaban aparcados enfrente del portal número 41. Las llamas comenzaron en un cuadriciclo ligero (un coche sin carné y sin matrícula) y pronto se extendió a otros vehículos aparcados a la vera de la Ronda Sur.

Tres de ellos han quedado calcinados y ayer por la mañana solo se podía ver el chasis. Los otros dos sufrieron daños de importancia, según informaron fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana. Fueron los efectivos del Servicio de Extinción de Incendio y Salvamento (SEIS) los encargados de apagar las llamas a altas horas de la madrugada.

Hasta el lugar de los hechos también se desplazaron los agentes de la Policía Local y de la Nacional. Estos últimos han asumido la investigación para dar con la persona o personas que prendieron las llamas y también mirarán si este suceso está relacionado con la quema de coches en otros puntos de la ciudad. Según apuntaron ayer fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Asturias, el atestado ya está abierto y durante el día de ayer los afectados empezaron a denunciar los hechos en la comisaría de la calle Juan Benito Argüelles.

Los vecinos de las calles contiguas a El Campillín se enteraron de lo ocurrido al amanecer. Allí, seguían estando los restos de los vehículos afectados. Uno de ellos, y que era el que estaba aparcado al lado del monolito que homenajea a Armando Álvarez, quedó hecho un masijo de hierros donde solo sobrevivieron las llantas, la estructura del volante y el motor. Dos de los otros turismos seguían aparcados allí y mostraban importantes daños en la parte delantera. Los otros dos coches siniestrados fueron retirados por sus dueños.

Hace once meses

Esta no es la primera vez que se produce un problema de estas características en la calle Fernando Alonso. Hace once meses, dieciséis vehículos sufrieron la rotura de las lunas de las ventanillas y de los espejos retrovisores. Fueron los vecinos de los edificios aledaños quienes dieron por aquel entonces la voz de aviso a la Policía Local que abrió una investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos