El Arzobispo felicita a la Guardia Civil por su trabajo y lucha «contra el terrorismo callejero» en Cataluña

El Arzobispo felicita a la Guardia Civil por su trabajo y lucha «contra el terrorismo callejero» en Cataluña
El Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, durante la homilía ofrecida en la Catedral. / ALEX PIÑA

Jesús Sanz Montes defiende la unidad de España contra la corriente independentista durante su homilía en la Catedral

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La homilía del Arzobispo de Oviedo durante la festividad del Pilar se convirtió ayer en un alegato en defensa de la unidad de España frente al movimiento secesionista en Cataluña. Jesús Sanz Montes quiso agradecer el trabajo de la Guardia Civil «en la batalla contra el terrorismo de cualquier signo e intensidad, como el que ahora se libra callejeramente en esa querida tierra catalana».

Su mensaje apuntó directamente a los políticos y a los gobiernos por lo que pidió «sensatez ponderada a quienes tienen responsabilidades públicas» ante un país que, en palabras de Sanz Montes, «ha convivido unido durante más de cinco siglos».

Atacó duramente a los que promueven el movimiento separatista en un mensaje cargado de intención. «Hay cálculos de secesión que no tienen sucesión en el tiempo y suelen ser los juegos prohibidos de quienes insidian y jalean con mentiras tratando de maquillar intereses inconfesados que deberían terminar confesando ante un juez como Dios manda», aseveró.

Mensaje que hizo extensivo al pueblo venezolano donde «los populismos al uso de los antisistemas cercenan la libertad con sus conocidos abusos».

Las palabras del Arzobispo también tuvieron un cariñoso recuerdo a las víctimas de las inundaciones de Mallorca. En este contexto recordó y agradeció la labor desempeñada por el Guardia Civil asturiano, Sergio Mantas, salvando la vida «a manos llenas emergido con trazas de héroe», dijo Sanz Montes, de una familia durante la riada. «Él ha sido noticia, pero son muchos los guardias que podrían ser titular en medio de su callado y abnegado trabajo de servicio a la comunidad», ponderó el Arzobispo.

La misa, en honor a la Patrona de la Guardia Civil, también sirvió para agradecer el trabajo de la Benemérita por «lo mucho y bueno que hacen desde su particular aportación en beneficio de la paz, la unidad y de la justicia a favor de la seguridad y como salvaguarda de los momentos de riesgo en carreteras, en montañas y en el mar», ponderó el Arzobispo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos