«Nos lo mataron, esos personajes salieron de casa a hacer daño»

Concentración vecinal de repulsa ayer, en el lugar en el que ocurrieron los hechos en la madrugada del pasado martes. Sobre la imagen, una foto de la víctima. /Álex Piña / E. C.
Concentración vecinal de repulsa ayer, en el lugar en el que ocurrieron los hechos en la madrugada del pasado martes. Sobre la imagen, una foto de la víctima. / Álex Piña / E. C.

Los tres agresores, detenidos por la Policía

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

«David acaba de fallecer. Nos lo mataron y esos personajes salieron de casa a hacer daño. Él solo tuvo la mala suerte de cruzarse con ellos, pero podría haber sido cualquiera». Los familiares de David Carragal, el profesor de 33 años originario de Cudillero, dieron ayer por la tarde la peor de las noticias: su corazón se acababa de apagar como consecuencia de una brutal paliza. Al menos tres jóvenes, de entre 18 y 24 años y de nacionalidad española, según las pistas aportadas, le habían agredido la madrugada del pasado martes cuando la víctima volvía a casa tras pasar la noche en las fiestas de La Florida. Hoy está previsto que se instale la capilla ardiente en el tanatorio de Cudillero.

Los hechos tuvieron lugar cerca de la rotonda de los Juegos Olímpicos, en La Florida, sobre las cinco de la madrugada, media hora después de que finalizase la abarrotada verbena de la orquesta gallega Panorama. Los atacantes se acercaron primero a las dos acompañantes de David, que iban unos metros por delante de él, y les dijeron algo, ellas pasaron; después le pidieron tabaco a él. No se lo dio, pero básicamente porque no fumaba. Entonces, sin mediar más palabra le empezaron a golpear. Le dieron una patada que lo tiró al suelo, donde le siguieron dando: «Le golpearon sin más; y nos lo mataron», explican sus parientes cercanos, que destacaron el carácter «súper pacífico» de la víctima.

Se cree que fue uno de los jóvenes quien empezó la pelea y después se sumó el resto. Huyeron antes de que los agentes de la Policía llegasen al lugar de los hechos, donde hallaron al herido acompañado de dos amigas que trataban de socorrerle.

David sufrió un traumatismo craneoencefálico, debido a los golpes que recibió en la cabeza, y distintas hemorragias. Lo trasladaron de urgencia al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en ambulancia y fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos. Lo entubaron y sedaron y durante los primeros días permaneció «estable» dentro de la gravedad. Pero su situación empeoró durante el fin de semana El domingo se encontraba «crítico» y finalmente falleció ayer. La familia ha decidido donar sus órganos.

Quienes conocían a David dicen que era una «excelente persona». Muy deportista, estaba opositando a maestro, se examinaría este próximo sábado. Había trabajado, además, como monitor de piscina, y con un nivel de inglés alto, próximamente iba a viajar a Estados Unidos para ser «monitor de un campamento». En agosto volvería a España y un mes más tarde tenía planeado irse a Londres para dar clase en un colegio.

Pero todos estos planes se truncaron la madrugada del pasado martes. David acudió a las fiestas de La Florida y los agresores acabaron con su vida. Ahora, el caso está en manos de la Policía Nacional. Una de las pistas que manejaron desde el principio es que el principal agresor es un hombre con unas características físicas muy «peculiares» debido a su altura.

Los agresores ya han sido detenidos. Así, lo confirmaron fuentes policiales y ahora los agentes les tomarán declaración para conocer su versión de los hechos. En un plazo máximo de 72 horas pasarán a disposición del juez para que este decrete su ingreso provisional en prisión o su libertad.

Los organizadores de las fiestas de La Florida mostraron ayer su «condena» y «apoyo» a los familiares de David y en todo momento han mostrado su colaboración a la Policía Nacional para esclarecer los hechos.

Más información