La AS-II estará cortada durante la noche del lunes al martes

Una imagen de las obras del enlace de la AS-II./ PABLO LORENZANA
Una imagen de las obras del enlace de la AS-II. / PABLO LORENZANA

J. C. A.OVIEDO.

Los trabajos de remate de los accesos al Hospital Universitario Central de Asturias desde La Corredoria obligarán a cortar el tráfico en la AS-II en horario nocturno. La interrupción de la circulación se efectuará en ambas calzadas desde las 22 horas del lunes hasta las 6 de la madrugada del martes.

La interrupción del tráfico, según informó ayer la Consejería de Infraestructuras, permitirá realizar los trabajos de remate del proyecto en la pérgola que sobrevuela la autovía, instalar la señalización vertical y perfeccionar el sistema de drenaje de la nueva vía.

Así, la AS-II quedará cerrada al tráfico en la glorieta de Luis Oliver, en el enlace de conexión de Lugones, y en la rotonda superior del enlace de La Corredoria. Como vías alternativas, se podrá circular por las calles Corredoria Alta y Corredoria Baja y Pontón de Vaqueros.

El proyecto de los accesos al HUCA, que suma una inversión en obra de 9,1 millones, ya está ejecutado en un 97%. El Gobierno de Asturias prevé recibir formalmente las obras en la segunda quincena de septiembre.

Los estudios de esta infraestructura comenzaron en 2009 y la obras lo hicieron seis años después. En ese periodo no se tuvo en cuenta que en 2011 el Ministerio de Fomento había cambiado las normas técnicas que rigen la construcción de puentes. La nueva orden adapta los parámetros de diseño que hasta entonces se manejaban a los estándares comunitarios para viaductos.

En febrero de 2016 el ingeniero jefe de obra advirtió el incumplimiento y pidió permiso para redactar un modificado con el que adaptar el diseño del viaducto a la normativa vigente. La entonces consejera, Belén Fernández, acordó la paralización de las obras mediante el procedimiento de suspensión temporal parcial y autorizó el estudio.

Según reza el modificado, aprobado en julio de 2017, rehacer el proyecto «resulta necesario para llevar a buen término el objeto del contrato» y tiene «fundamento en realizar la obra de forma que mejor servicio puede prestar al sector público en general». Con la última alteración, el precio asciende en 600.000 euros a sumar a los ocho millones cuatrocientos mil (IVA excluido) por los que Dragados se comprometió a llevar a cabo las obras. La adjudicataria se impuso en la puja con una baja considerable respecto a los 15 millones con los que se licitó el concurso. Un sobrecoste legal al no superar el 10%.