Modelos de superación

El calendario de la Asociación Down Asturias se dedica en 2019 al acceso a la Universidad de sus miembros, que posan en distintas ubicaciones del Edificio Histórico

Miguel Pérez, Fernando Álvarez, Andrea Fernández, Elena Ruiz, Llara Menéndez y Lorena Martínez Sierra posan con el calendario en el que son protagonistas./ÁLEX PIÑA
Miguel Pérez, Fernando Álvarez, Andrea Fernández, Elena Ruiz, Llara Menéndez y Lorena Martínez Sierra posan con el calendario en el que son protagonistas. / ÁLEX PIÑA
ALBERTO ARCE

«Queríamos que ellos, los chicos, fueran los protagonistas, mostrarlos con todas sus capacidades y hacer hincapié en una de las cosas que más nos cuesta, la integración; sobre todo en ese mundo que parece tan inaccesible para ellos: la Universidad». Con ese objetivo, tal y como relata, en declaraciones a este diario, la presidenta de la entidad, Inés Fernández, los chicos y chicas de la Asociación Down Principado de Asturias se convirtieron por un día en estudiantes universitarios de ciencias, humanidades, leyes, artes o teología en el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo.

De esta manera, el tradicional calendario de la asociación, que nació en 2013 orientado a la aparición de personajes famosos, se ha centrado este año en mostrar «esa pequeña parcela de personas con síndrome de Down que sí acceden a estudios superiores», explica la gerente administrativa, Tatiana Redondo. Una reivindicación subyacente; «algo sobre lo que hay que arrojar luz y que tiene que ser visible», añade Fernández. Y así, de los 181 socios que tiene el colectivo, 66 aparecen en las fotografías de Ramón Collado colmando las distintas estancias del centenario lugar. «Ya es un clásico, difícil de programar, pero es una verdadera fiesta para los chavales», clamó Redondo.

«El objetivo del fotógrafo, que siempre colabora de forma altruista con el proyecto, era representar todos los estamentos universitarios: la administración, la docencia y el rectorado, incluso», argumenta la presidenta. Y es que, ya en la primera de las fotografías, se puede ver a varios miembros de la asociación en compañía del rector, Santiago García Granda, que «puso todas las facilidades para llevar a cabo la iniciativa», comenta.

«Salgo en la foto de la biblioteca», explica Manuel Noval, de 27 años, que, entre turno y turno en la empresa en la que trabaja (un establecimiento de la cadena Decathlon), consiguió hacer un hueco para acercarse a la histórica casa. Un espacio simbólico en el que, admite, «me encantaría estudiar música o algo relacionado con los deportes».

Arriba, los nuevos doctores ponen la toga a los socios de Down Asturias; a la izquierda, deportistas con los equipos de la Universidad; a la derecha, los más pequeños de Down Asturias, con Mabel Lavandera.

La presentación más multitudinaria del calendario tuvo lugar el pasado viernes 16 de noviembre en un acto celebrado en el Hotel AC Forum de Oviedo que contó con la presencia de miembros del profesorado, investigadores y deportistas ligados a la Universidad. El calendario, además, del que se imprimió una primera tirada de 6.000 ejemplares, ya está disponible en todas las sedes de la asociación y en los distintos establecimientos colaboradores. Sus ventas son «muy importantes para completar nuestra programación y poner en marcha nuevos proyectos», afirma Tatiana Redondo.

Ventas que, por un precio de cinco euros, revertirán un beneficio de 30.000 a la entidad, que «permitirá» mantener a flote los diversos programas y talleres como el Empleo con Apoyo (ECA). «La financiación privada es siempre inestable».

 

Fotos

Vídeos