Atracan un estanco a punta de cuchillo en Trubia y huyen en un coche robado

El estanco El Metro de Trubia, donde se produjo el atraco. /  PABLO LORENZANA
El estanco El Metro de Trubia, donde se produjo el atraco. / PABLO LORENZANA

Los asaltantes se marcharon en un turismo sustraído en La Corredoria y que abandonaron en San Claudio tras un accidente

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Robaron un coche en La Corredoria, atracaron un estanco en Trubia y acabaron sufriendo un accidente en San Claudio. Todo en menos de dos horas. Es el periplo de dos atracadores que al cierre de esta edición aún buscaba la Guardia Civil tras desplegar un dispositivo que arrancó tras recibir el aviso de que el estanco El Metro, ubicado en la calle Ramón López de Trubia, había sido atracado por un individuo que portaba un cuchillo.

El suceso ocurrió en torno a la una y media de la tarde. Al establecimiento entró un hombre cuchillo en mano. Tras amenazar a la dependienta, le exigió que le entregara la recaudación de la mañana. Una vez logrado el botín huyó aprovechando que le esperaba su compinche en el citado vehículo.

Según explicaron fuentes de la investigación, la denuncia de la sustracción llegó a las doce y media del mediodía. Los asaltantes aprovecharon un despiste del propietario el turismo, que dejó las llaves puestas, para montarse en él dirección a Trubia, donde cometieron el atraco.

La aventura no acabó ahí. Tras el asalto, los individuos pusieron rumbo a San Claudio. Sufrieron un accidente en las inmediaciones del cementerio de la localidad. La Guardia Civil fue quien recibió el aviso del siniestro. Tras llegar al lugar, comprobaron que el coche accidentado se correspondía con el descrito en la denuncia que presentó su propietario: de color blanco y marca Citroën. También por los testigos del asalto al estanco en la localidad cañonera. Sin embargo, cuando los agentes llegaron al lugar del accidente no había ni rastro de los dos atracadores.

Agentes del laboratorio de Criminalística de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Oviedo fueron los encargados de realizar la inspección técnico ocular del vehículo para extraer pruebas que puedan identificar a los dos delincuentes.

Redada hace un año

La localidad cañonera fue protagonista hace un año de una operación llevada a cabo por la comandancia de la Guardia Civil en la que se detuvo a cuarenta y tres personas como sospechosas de una oleada de robos registrados allí y en zonas próximas como Tudela Veguín, Olloniego, Latores y los concejos de Las Regueras, Ribera de Arriba y Santo Adriano. Los detenidos protagonizaron una cascada de robos tanto a empresas como a particulares, desde material deportivo de alta gama, joyas, herramientas profesionales de importante valor económico, así como cableado de cobre y materiales de construcción o chatarra. Parte de estos objetos sustraídos fueron devueltos a sus legítimos propietarios. Los detenidos se encuentran aún a la espera de juicio.