Un policía fuera de servicio frustra un atraco a una sucursal de Oviedo

La sucursal de Cuatro Caños, en La Corredoria, que sufrió ayer un intento de atraco a plena luz del día. / PABLO LORENZANA
La sucursal de Cuatro Caños, en La Corredoria, que sufrió ayer un intento de atraco a plena luz del día. / PABLO LORENZANA

El asaltante, que portaba un cuchillo, abandonó el banco a la carrera y consiguió huir a pesar de ser perseguido a pie por el agente

A. A. OVIEDO.

Eran las doce y media del mediodía y la plaza de Cuatro Caños, en La Corredoria, mostraba su ajetreo habitual; tráfico y peatones, una jornada como otra cualquiera. Todos los establecimientos estaban abiertos. Fue ese el momento, a plena luz del día, que eligió un hombre para tratar de atracar una sucursal de un banco en el número 3, a la que entró, armado con un cuchillo y con la cara parcialmente descubierta.

Sin embargo, el caco no contaba con que en la sede bancaria fuese a encontrarse en ese momento un miembro de la Policía Nacional fuera de servicio realizando sus gestiones diarias. En cuanto presenció los hechos, se identificó y trató de detener al ladrón. El hombre salió corriendo del lugar de los hechos con las manos vacías, pues la celeridad del agente impidió que se saliese con la suya.

Al lugar de trasladaron varias patrullas de la Policía Nacional y municipal, y una brigada de la Policía Científica. Los vecinos y comerciantes de la zona no se percataron de lo ocurrido hasta la llegada de la policía. «No vi nada, solo un grupo de agentes delante de la sucursal», señaló el gerente de un bazar de las inmediaciones.

Según fuentes policiales, el atracador no mostró indicios de ser un profesional, dado su 'modus operandi' y el hecho de que huyese a pie. No obstante, aún continúa su búsqueda. La Policía está revisando las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Dos atracos en un mes

El intento de atraco en La Corredoria viene después de que el pasado 21 de diciembre dos malhechores atracasen otra sucursal de otra entidad ubicada en el número 117 de la calle Tenderina Baja. En aquella ocasión, y armados con un cuchillo y una pistola presumiblemente falsa, sí lograron hacerse con el botín. Los ladrones aún continúan desaparecidos.

 

Fotos

Vídeos