El aumento del presupuesto para comedores escolares multiplica el interés de las empresas

El aumento del presupuesto para comedores escolares multiplica el interés de las empresas
Una trabajadora sirve agua en las Escuelas Blancas, preparando el comedor a los escolares. Educación quiere mejorar la calidad de los menús en el próximo contrato. / MARIO ROJAS

Diez compañías optan al nuevo contrato que prima productos frescos y ecológicos en la comida de los pequeños escolares

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDP.

Empresas, filiales de multinacionales y grandes grupos radicados en Zaragoza, Madrid, Sevilla, Mataró o Barcelona se encuentran entre las diez ofertas presentadas y admitidas al nuevo contrato de concesión del servicio de comedores escolares, cuyo incremento del presupuesto ha multiplicado por tres el número de licitadoras. En el año 2012, con el actual contrato, tan solo se presentaron dos empresas locales de catering -Alprinsa y Cook, a la postre la ganadora y actual contratista del servicio- y el grupo Clece.

Ayer, la mesa de contratación constató que el trabajo para valorar las ofertas se multiplicará este año. A las asturianas Alprinsa y Cook, se suman firmas de media España como Comer Bien, Cocina Leonesa, Gastronomía Vasca, Mediterránea de Catering, Endemar, Serunión, Sehrs Food Area y la UTE Asturservicios-La Productora Sal- Comedores Colectivos. El inusitado interés está estrechamente ligado al aumento del presupuesto del contrato. En 2012, se licitó el servicio por precio estimado de 5,15 millones de euros para los cuatro años; el nuevo pliego prevé un gasto de 11,6 millones de euros en el mismo plazo.

En este caso no vale decir que el aumento del gasto estimado es más del doble, ya que juegan otros factores. El aumento del número de becas ha disparado la demanda, con más de 3.200 usuarios diarios, un millar más que hace cuatro años. Además hay que sumar los servicios que ha añadido este equipo de gobierno. Es el caso del de comedor durante la apertura de los colegios en las vacaciones de Navidad (ocho días), Semana Santa (cuatro días) y verano (cincuenta y seis días), que suman otros 935 menús. O el servicio de atención temprana y desayuno del que se benefician 402 alumnos cada mañana.

El aumento del gasto municipal en el servicio, en cualquier caso, se concentra en mejorar la calidad de los menús y las ratios de cuidadores. Cada día del calendario escolar, el Ayuntamiento sirve una media de 3.225 almuerzos. Es un esfuerzo gigantesco, que implica nutricionistas equilibrando los menús, estrictos controles de calidad y asepsia extrema (nadie quiere una intoxicación alimentaria en un colegio), pero también a más de doscientos cuidadores, responsables y auxiliares de comedor. Todo con un precio ajustado, muy ajustado. Según un estudio de costes, cada escolar ovetense come un menú cuya materia prima apenas cuesta 1,1 euros o desayuna por 37 céntimos.

El nuevo contrato pretende ser una revolución con un menú más sano, con productos de cercanía, de temporada y una mejora en el servicio de cuidadores. El coste final dependerá de la oferta que resulte ganadora, pero los pliegos prevén considerar baja temeraria las propuestas que ofrezcan un precio inferior a los 4,3 euros por menú de almuerzo. Como referencia, tras la última revisión de precios del vigente contrato, aprobada en mayo del año pasado, el coste del almuerzo es de 3,17 euros. No es la única novedad. El anterior contrato fijaba como tipo máximo por almuerzo los 3,25 euros, mientras que en el nuevo pliego el precio máximo admitido es de 4,73 euros, un 45% más.

Otras mejoras

Los pliegos no solo prevén un aumento del presupuesto por alumno, también premiarán a las empresas que elaboren y sirvan la comida a diario frente a las que lo hagan en días alternos. También otorga puntos que los proveedores de alimentos, pan, lácteos y verduras sean de municipios cercanos a Oviedo. Y para que no caiga en saco roto el esfuerzo, las empresas deberán presentar un plan de actividades educativas ligadas al proyecto para que los niños conozcan los productos regionales, nacionales e internacionales, la producción ecológica y nociones de educación ambiental e higiene.

Además, Educación quiere ampliar el número de centros escolares que puedan acogerse al contrato, premiando a las ofertas que reduzcan el umbral mínimo de alumnos para la prestación del servicio con hasta 5 puntos.

Se trata de invertir la tendencia actual. La concesionaria Cook se ha visto atrapada en la deflación de estos años, los 3,17 euros que cobra por cada menú que sirve este curso escolar es exactamente lo mismo que percibía cuando empezó a prestar el servicio hace seis años. Echen cuentas a ver si la vida les cuesta lo mismo que en 2012. Todas las mejoras deberán notarse en septiembre cuando arranque el nuevo curso. También en el precio.

La ordenanza fiscal establece que el precio que pagan las familias se revisará de acuerdo con la nueva adjudicación del contrato prevista, una cuestión que puede afectar a las becas también.

 

Fotos

Vídeos