ALSA prueba en Oviedo el primer autobús urbano eléctrico

Responsables regionales y de la compañía, tras la presentación. / C. P.
Responsables regionales y de la compañía, tras la presentación. / C. P.

Este vehículo de TUA recorrerá las calles de la capital para obtener datos sobre su rendimiento

S. NEIRA OVIEDO.

Un autobús de color azul, eléctrico, modelo e-Citaro de Mercedes, con una autonomía de 190 kilómetros, circulará durante los próximos días por las calles de Oviedo. La compañía ALSA ha elegido la capital asturiana para probar el primer vehículo de transporte urbano totalmente eléctrico, con el que quiere obtener datos técnicos relevantes sobre los rendimientos del vehículo.

Un autobús que se encuentra en la actualidad en fase de producción en la planta que la compañía tiene en Ligny-en-Barrois, en Francia. Según informaron fuentes de ALSA, esta iniciativa muestra la «apuesta por la movilidad eléctrica como parte de su estrategia de futuro y de crecimiento» y es consecuencia de su participación en la mesa regional de Movilidad Eléctrica de Asturias, promovida por la Consejería de Empleo y coordinada por la Fundación Asturiana de la Energía. Esta novedad se suma a los tres autobuses articulados con última tecnología Euro VI y adaptados para personas con movilidad reducida anunciados en agosto. Fue el último lote diésel, ya que los próximos serán híbridos.

La Losa fue el escenario para esta nueva presentación. Más bien de salida, porque el vehículo ya se dejó ver ayer por Oviedo. Entre esos primeros viajeros, la concejal a de Transporte, Ana Rivas; la directora general de Minería e Industria, Belarmina Díaz; el director de la Casa Inteligente de EdP España, Antonio González-Lamuño; el jefe de Movilidad Sostenible, Javier Izquierdo López de EdP España; el presidente y el gerente de Innovasturias, Luis Buznego y Patricia García; el gerente de TUA, Benigno Runza, y el director de la zona Cornisa de ALSA, Javier Martínez Prieto.