El Ayuntamiento de Oviedo amplía el saneamiento de Puerto para llegar a todas las casas

Invertirá 57.731 euros para llevar el servicio a las cinco viviendas que quedaron al margen de anteriores obras por su elevado coste

G. D. -R. OVIEDO.

El Ayuntamiento está a punto de prestar un servicio público esencial, uno de esos a los que le obliga la aburrida Ley de Bases del Régimen Local, a un coste nunca visto. Llevará el saneamiento a las últimas cinco viviendas de Puerto, en Las Caldas, que siguen sin tener controlados sus vertidos y lo hará a con un proyecto que supone un desembolso de casi 11.500 por vivienda. Esa, la económica, es la razón por la que estas pocas viviendas quedaron al margen de los anteriores planes de saneamiento rural, pero también de las posteriores ampliaciones de la red que ha ido acometiendo el Ayuntamiento en los tres lustros siguientes a las grandes inversiones de aquellos.

En 2007, el Ayuntamiento anunció una tercera fase del plan de saneamiento rural para extender el servicio a unos 3.550 vecinos, con una inversión de 17,6 millones de euros a ejecutar entre 2007 y 2013. No se hizo, aunque todos los años se ha ido tachando de la lista de pendientes alguna parroquia o pueblo con inversiones menos ambiciosas. A Puerto le toca verse desde 2014 en los presupuestos, pero las obras acabaron cada año en el remanente. Este último, no. Los trabajos ya están licitados. Las últimas cinco casas sin red de vertidos de la localidad saldrán de la lista de puntos negros. Eso sí, lo harán con un coste de 57.731 euros; 11.500, por cada una de las viviendas.