El Ayuntamiento de Oviedo y la Cámara descartan La Vega como sede de la incubadora tecnológica

El Ayuntamiento de Oviedo y la Cámara descartan La Vega como sede de la incubadora tecnológica
Carlos Paniceres y Wenceslao López estrechando sus manos, ayer, al inicio de la reunión en el Ayuntamiento. / ÁLEX PIÑA

Carlos Paniceres insiste en que «más allá de la polémica generada por el lugar, hay varias empresas interesadas» y pide al alcalde «ser ambiciosos»

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Lo dejó claro Cristina Pontón al término de la reunión entre el presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Paniceres, y una delegación del equipo de gobierno encabezada por el alcalde: «Los terrenos -de La Vega- no son nuestros y no están desafectados». De esta manera, ante la urgencia de presentar proyecto para captar fondos de la Fundación Incyde durante el primer trimestre del año, la incubadora de empresas tecnológicas y biosanitarias por la que pujan Ayuntamiento de Oviedo y Cámara de Comercio se aleja de los terrenos de la clausurada factoría y se acercan a La Corredoria. Concretamente al Vivarium donde en 2016 ya se intentó instalar algo similar, también con financiación europea pero que no vio la luz.

Paniceres lo había advertido a la entrada del encuentro. «Más allá de la polémica generada con La Vega, hay más de una empresa interesada por lo que podemos ser ambiciosos», indicó el presidente de la entidad cameral que dejó en el tejado de la administración la elección del lugar donde instalar finalmente la incubadora, a expensas de poder captar los fondos para poner el proyecto en marcha.

«Espero que podamos avanzar y trabajar más intensamente en estas próximas semanas para poder presentar un buen proyecto a Incyde, tenga la aprobación y consigamos ese 80% de financiación finalista para la inversión y la dotación tecnológica», añadió Paniceres que reiteró que «La Vega es un espacio de oportunidad» pero que los fondos de la fundación se reparten en «un espacio de tiempo» para una inversión que se tendrá que ejecutar antes de 2020. Corre prisa

En cuanto al contenido, Paniceres apostó por las empresas tecnológicas y biosanitarias dada la cercanía, al igual que La Vega, del posible destino de la incubadora en La Corredoria, cerca del HUCA y la Finba. «Asturias es una región que destaca en gasto sanitario, es la mayor parte de su presupuesto y se tienen que dar sinergias para que se convierta en un referente en investigación biosanitaria», recordó Paniceres.

En cuanto a la representación municipal, el alcalde, tras la polémica suscitada a cuenta de la posible ubicación en La Vega, prefirió que fuera Ricardo Fernández quien hiciera declaraciones a los medios.

Fernández valoró positivamente la reunión y la «sintonía» mostrada por los asistentes al partir sobre el proyecto abandonado en 2016. «Se trata de seguir trabajando en un proyecto interesante para la ciudad que es lo que nos preocupa a todos». Cristina Pontón, por su parte, insistió que «en ningún momento» fue condición de la Cámara que la incubadora «se instalara necesariamente en La Vega». Como no puede haber reunión sin salsa tripartita, Rubén Rosón, que defendió un día antes en el Pleno el trabajo realizado con la Cámara, no asistió. La reunión le pilló de improviso, Alcaldía le convocó una hora antes. Renunció a ir en previsión de que hoy se ve con Paniceres para tratar el proyecto de licencias colaborativas.