El Ayuntamiento y la Cámara ultiman el convenio para desbloquear Licencias

Rubén Rosón, Carlos Paniceres, Ana Taboada y José Manuel Ferreira antes de la reunión. /  PIÑA
Rubén Rosón, Carlos Paniceres, Ana Taboada y José Manuel Ferreira antes de la reunión. / PIÑA

El proyecto durará tres años e incorporará el asesoramiento de la entidad cameral al nuevo servicio público de concesión de permisos

J. C. A. OVIEDO.

El Ayuntamiento y la Cámara de Comercio aceleran para que el proyecto de licencias colaborativas cristalice en los próximos meses con la firma de un convenio «pionero a nivel estatal» que aligere la carga de trabajo del departamento de Ignacio Fernández del Páramo y sirva como instrumento que potencie la actividad económica en la ciudad.

Según explicaron ayer Carlos Paniceres y Rubén Rosón tras una sesión de trabajo en la que también estuvieron presentes Ana Taboada y José Manuel Ferreira, el peso del proyecto será municipal, tendrá tres años de duración e incorporará la contratación de funcionarios interinos para el departamento de Licencias. Al tratarse de una colaboración público-privada, el Consistorio y la entidad cameral buscan también unas oficinas cercanas a ambas sedes para instalar la ventanilla de atención al público.

De esta manera pretenden que el 30% de licencias bien de actividad y obra que se devuelven al incluir errores de inicio, se reduzca gracias a la labor de asesoramiento previa tanto de los funcionarios como del personal de la Cámara en algo parecido a lo que fue la ventanilla única, según explicó Paniceres que se mostró satisfecho con el marco de colaboración en el que trabajan Ayuntamiento y entidad cameral para desatascar la entrega de permisos. «Era necesario afrontar este problema que estaba lastrando la economía de la ciudad», indicó el presidente.

Como ejemplo de problemas que afrontan los emprendedores y que se pretende solventar con la gestión colaborativa Paniceres recordó que existen casos de compras o alquileres de locales para iniciar una actividad que no son compatibles con la misma, algo a evitar con la gestión combinada.

Rosón abundó en la idea. «El primer paso a dar es disponer de un espacio y metodología de trabajo que facilite la presentación de licencias para constituir un nuevo servicio público para la ciudadanía». En la lista incluyó todos los trámites para permisos «de obra y de servicio. Todas las que se necesitan par desarrollar un proyecto económico y empresarial».

A la nueva oficina, además, se pretende que se incorporen la patronal de la construcción y los colegios profesionales de Aparejadores y Arquitectos. En este sentido, Rubén Rosón recordó que la inventiva ha superado en este caso a la «falta de personal» de la que adolece la concejalía de Urbanismo y que, de esta manera, recalcó Paniceres se pretende «trasladar al mundo empresarial que en Oviedo es interesante invertir y abrir negocios».

 

Fotos

Vídeos