El Ayuntamiento de Oviedo y Defensa firman el protocolo para la cesión de La Vega

El Ayuntamiento de Oviedo y Defensa firman el protocolo para la cesión de La Vega

El equipo de gobierno confía en cerrar este mes el acuerdo sobre los criterios de valoración que se usarán para tasar los activos

G. D. -R. OVIEDO.

Con la firma del alcalde, ayer quedó aprobado el protocolo entre el Ayuntamiento de Oviedo y el Ministerio de Defensa para la cesión de la fábrica de armas de La Vega, cuya actividad cesó en 2012, a la ciudad. En una nota de prensa, el Ayuntamiento destacó que se trata «del primer compromiso oficial y con valor jurídico para garantizar que los terrenos de la antigua» factoría «acaben siendo de propiedad municipal». El valor jurídico, eso sí, es escaso. El documento se limita a señalar que las dos partes se dan un año para llegar a un acuerdo porque «tienen como objetivo común» «acercar posturas en cuanto a la cesión del inmueble al Ayuntamiento previa compensación al Ministerio de Defensa por la valoración que se determine del mismo».

En eso, en la valoración es lo que trabajan las dos administraciones. Según el Ayuntamiento, «desde hace semanas». Los anteriores responsables de Defensa ya adelantaron al Ayuntamiento su tasación de estas casi 12 hectáreas en 32 millones de euros en enero de 2018. El Consistorio, que no cerró la suya hasta hace unas semanas en unos 26, ha añadido otro trabajo, una propuesta de criterios de valoración, para que las negociaciones se muevan en las mismas aguas. No se trata tan solo de valorar los suelos de La Vega sino de establecer los criterios con los que fijar la tasación de los activos con los que el Ayuntamiento quiere pagar la mayor parte de la factura.

En paralelo, ambas administraciones trabajan también para cerrar el convenio para la cesión demanial de la capilla y del antiguo claustro del monasterio benedictino al Ayuntamiento, que permitiría disponer de ambos espacios sin tener que esperar por el fin de las negociaciones.

Fuentes municipales precisaron que Defensa se ha comprometido a dar una respuesta al Ayuntamiento sobre los criterios de valoración de los activos «antes de final de mes». Si cumple el Ministerio, solo restaría cerrar un acuerdo por la tasación para poder firmar el acuerdo definitivo. Las mismas fuentes lamentaron que el calendario se ha visto complicado por el adelanto electoral y que los plazos van «muy apurados» para poder cerrar la cesión antes de que acabe el mandato.

De hecho, el protocolo firmado ayer prevé que el año inicial de plazo pueda ser prorrogado por otro más de común acuerdo entre las partes. No se trata solo de voluntad política, detrás hay un ingente trabajo técnico y administrativo detrás que resulta muy complejo acelerar.

A principios de este mes, el propio Wenceslao López reconocía las dificultades añadidas por el el adelanto de las generales. «Debo intentar llegar a un acuerdo firme antes de que acabe el mandato», expuso López, «porque no tengo el cien por cien de seguridad de que vaya a seguir siendo alcalde a partir de mayo, pero quiero tener el cien por cien de seguridad de que La Vega se va a recuperar».