El Ayuntamiento de Oviedo defiende ante el juez su «autonomía» para renombrar las calles

El Ayuntamiento de Oviedo defiende ante el juez su «autonomía» para renombrar las calles
Los demandantes Luis Fernández del Viso y Miguel Teijelo. / A. P.

El PP, la Hermandad de Defensores y un vecino llevan a juicio al Consistorio por el cambio de 25 nombres de vías por la ley de Memoria Histórica

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 de Oviedo acogió ayer el juicio contra el Ayuntamiento por el cambio de nombres de 25 calles de la ciudad en aplicación a la ley de Memoria Histórica. Tres fueron los demandantes que se personaron contra la decisión del gobierno municipal: las presentadas por los once concejales del grupo municipal del Partido Popular, la Hermandad de Defensores de Oviedo y la de un vecino que reside en una de las calles afectadas, en concreto en la antigua Comandante Caballero hoy Concepción Arenal.

Durante la vista, la parte demandada, representada por Abogacía Consistorial y por la Federación Asturiana Memoria y República, defendieron que el cambio de nombre de las calles se hizo en base al cumplimiento de la citada ley. «La autonomía municipal tiene plena capacidad para decidir el nombre de las calles de su ciudad. Lo lógico no es judicializar las decisiones sino ganar las elecciones para poder proceder a ello», defendió Rafael Velasco, abogado de la Federación Asturiana de Memoria y República.

No obstante fue el abogado del demandante particular quien marcó el punto de inflexión en la vista celebrada ayer al solicitar la inconstitucionalidad de la Ley de Memoria Histórica. Luis Fernández del Viso pidió la «inconstitucionalidad» de la ley de Memoria Histórica argumentando que «se está trasladando que las administraciones locales tomen decisiones que entendemos que no pueden tomar porque no les permite las competencias recogidas por la Constitución». Esto y porque según Del Viso, el cambio de nombres de las calles «solo se refiere a los fallecidos de un bando, hubo masacre por las dos partes, pero aquí solo se ataca las calles de un bando y se saltan a otros que pueden tener otras implicaciones políticas», alegó. Ante esto, será el juzgado de lo Contencioso-Administrativo quien tendrá que decidir si eleva o no al Tribunal Constitucional la petición. La cuestión no es baladí porque de esa resolución dependerá la sentencia que resulte de la vista celebrada ayer. Si prospera quedarían sin efecto las tres demandas presentadas contra el Ayuntamiento.

El argumento con el que jugaron el resto de los demandantes fue común: el cambio no cumple con los requisitos de la propia ley porque ninguna de las calles modificadas hacían exaltación de la guerra civil ni de la represión franquista, a excepción de la calle 19 de Julio, como precisó el letrado de la Hermandad de Defensores de Oviedo.

Deficiencias en el expediente

Por su parte, el letrado que representa a los once concejales del Partido Popular, Miguel Teijelo, argumentó que existen «deficiencias en el expediente de fondo y forma», en referencia al trámite para proceder al cambio de nombre de las calles. «El gobierno local se movió por impulsos políticos», aseveró Teijelo y reincidió en que el Ayuntamiento modificó el callejero sin que contar con «las premisas acreditadas por la ley de Memoria Histórica», esto es, la exaltación de la guerra civil o de la represión franquista, recogido en su artículo 15.

La representación de la Hermandad de Defensores se escudó en las actas que en su día recogieron el nombre de las calles sujetas a modificación. «Fuimos una a a una y comprobamos que de las veinticinco solo una, la calle 19 de Julio, hacía referencia al alzamiento del movimiento franquista», el resto, según el letrado, se concedieron atendiendo a criterios anteriores a la guerra civil.

 

Fotos

Vídeos