El Ayuntamiento dobla los impuestos a las gasolineras en suelo urbano

G. D. -R. OVIEDO.

El Ayuntamiento multiplicará la presión fiscal sobre las gasolineras en suelos urbanos o de núcleos de población el próximo año. Lo hará a través de una modificación de la ordenanza fiscal 121 que grava el aprovechamiento lucrativo del espacio público iniciada, según el informe, porque «el equipo de gobierno que las instalaciones gravadas en estos puntos (las gasolineras) deben alejarse de los núcleos de población para evitar molestias y situaciones de peligro a los habitantes de las zonas próximas. De esto modo, las estaciones de servicio pagarán el año que viene hasta 643 euros por surtidor y 35 por depósito de combustible, frente a los 321 y 17 de este año.

La modificación de la ordenanza persigue otros objetivos también. Por ejemplo, hacer menos atractiva la instalación de vallas o soportes de publicidad exterior, al considerar que «con las posibilidades que la tecnología actual ofrece en materia publicitaria, (estos elementos) deterioran el paisaje y, en consecuencia, tampoco deben ser objeto de un tratamiento fiscal más favorable». En 2019, también pagarán el doble que este año.

El equipo de gobierno también ha introducido una modificación en la ordenanza fiscal 122, la que regula las tasas por la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local con entradas de vehículos a través de las aceras o calzadas, la de vados. Se trata de la creación de una nueva categoría que afectará tan solo a garajes para más de 200 vehículos, «por entender que el uso del suelo público que se realiza en ellos es claramente más intensivo». Pagarán un 25% más que hasta ahora, hasta 148 euros las empresas y 84 las comunidades de vecinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos