El Ayuntamiento de Oviedo espera recibir los edificios de la Fábrica de Gas «lo mejor conservados posible»

Una joven mira a través de la ventana en una visita a la Fábrica de Gas. / ALEX PIÑA
Una joven mira a través de la ventana en una visita a la Fábrica de Gas. / ALEX PIÑA

Urbanismo y Edp ultiman la licencia para descontaminar los 12.000 metros del terreno | Técnicos municipales y de la empresa estudian cómo realizar los trabajos sin afectar al patrimonio

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

El Ayuntamiento de Oviedo y EdP trabajan en la tramitación de la licencia necesaria para que la empresa comience los trabajos de descontaminación de la Fábrica de Gas. Actuación previa a la firma del convenio de compraventa con el Ayuntamiento por los 4,5 millones de euros en los que la empresa tasó el conjunto fabril el pasado marzo. Ayer, técnicos de Urbanismo y de la propietaria visitaron el complejo para conocer el detalle del estado de los edificios que al Consistorio le interesa conservar para el futuro, acelerando así los trámites de concesión del permiso. «Venimos a ver cómo rematamos la licencia de descontaminación», explicó el edil responsable Ignacio Fernández del Páramo. «Lo que tenemos que resolver es cómo actuar en los edificios que el Ayuntamiento va a conservar», añadió en cuanto a los tiempos y la dimensión de los trabajos. «Hay zonas como el entorno de la chimenea que tienen sus problemáticas y nos interesa saber cómo se van a hacer esas actuaciones», destacó el concejal en aras de recibir los edificios «lo mejor conservados posible». En este sentido también está previsto que en los próximos días se incorporen al proyecto técnicos de Patrimonio de la Consejería de Cultura.

Del Páramo indicó, asimismo, que el precio que el Ayuntamiento aceptó tras la tasación de la empresa se elevó hasta esos 4,5 millones de euros al hacerse cargo EdP de la descontaminación de los terrenos. «Desde hace tres años», recordó, «estamos de acuerdo ambas partes en que así es más fácil y que es una carga que recae en los propietarios».

La licencia será compleja. Más de un siglo de actividad transformadora en la Fábrica de Gas ha dejado poso sobre los 12.000 metros cuadrados del complejo. Una huella que, según la resolución del servicio de Autorizaciones Ambientales del Principado, representa «un riesgo inaceptable para la salud humana» en forma de agentes contaminantes como los hidrocarburos presentes.

Según el informe publicado en estas páginas el pasado abril, hasta 15.658 toneladas de tierras están impregnadas de derivados del petróleo.

El proyecto de recuperación del terreno encargado por la compañía eléctrica divide en varias áreas las zonas donde se han hallado afecciones al subsuelo y también distingue la cantidad de contaminantes en los sondeos previos. De las 15.658 toneladas, algo más de 3.141, se calcula, deberán ser retiradas, transportadas y tratadas como residuo peligroso. Otras más de 12.500 presentan contaminación por asfaltos pero en niveles inferiores que permiten su traslado directamente al vertedero. Las excavaciones necesarias para atacar estos suelos negros generarán otras más de 8.500 toneladas que podrán emplearse como relleno una vez concluida la descontaminación.

Según fuentes municipales, el trabajo de descontaminación también será «complejo» por lo exiguo de la instalación y de ahí las cautelas de Urbanismo de proteger al máximo los edificios a conservar. El nuevo acuerdo alcanzado entre ambas partes, aparte de sumar una parcela de 600 metros cuadrados, tendrá que respetar la marquesina atribuida a Ildefonso Sánchez del Río, y el edificio de la Popular Ovetense, algo que no se contemplaba en el plan especial de 2016 que nunca se llevó a cabo.

El nuevo plan deberá contar con el visto bueno del Principado en cuanto a la aprobación ambiental y estará sometido, también, a la tutela municipal en cuanto a la conservación de los edificios. Para definir los usos futuros Del Páramo anunció ayer que pretende «establecer itinerarios» dentro del recinto como paso previo a un proceso participativo.

Temas

Edp, Oviedo