El Ayuntamiento perderá el 10% de su plantilla este año por las jubilaciones

El Ayuntamiento perderá el 10% de su plantilla este año por las jubilaciones

Más de la mitad son policías locales, lo que deja el servicio con menos de 240 agentes para todo Oviedo

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La festividad de Santa Rita de Casia, patrona de los funcionarios de la Administración local y que se celebra cada 22 de mayo, será este año de las más concurridas. Más de setenta de los setecientos funcionarios del Ayuntamiento se despedirán por jubilaciones en 2019, la mayoría de la Policía Local. Un total de 41 efectivos se han acogido a la retirada voluntaria tras cumplir 59 años de edad, haber trabajado de 37 de forma efectiva y cotizada y cosechar al menos 15 años como parte del servicio. A esta lista habrá que añadir otras bajas, bien porque haya una incapacidad o porque uno de los agentes haya alcanzado los 65 años. A finales de este 2019 el servicio se quedará con menos de 240 agentes.

La falta de Personal no solo afecta a la Policía Local, sino que salpica al resto de áreas. Es preocupante la situación en Bomberos, que cuenta con 70 trabajadores de los 220 que recomienda la Unión Europea. Ayer, el edil de Personal, Iván Álvarez, calificó la cifra de jubilaciones para este ejercicio como «elevadísima». Como contrapartida están elaborando las bases para contratar a 54 auxiliares. Los exámenes, según especificó Álvarez, se realizarán «a finales de año». También se convocarán plazas para la Policía Local.

El problema de falta de plantilla viene de lejos. La tasa de reposición impuesta por el Gobierno central en los años más duros de la crisis hizo que los despachos del Ayuntamiento se fuesen vaciando y la situación repercutió en su actividad y servicios. Los proyectos tardan ahora más tiempo en salir adelante y desde hace cuatro años el equipo de gobierno se viene quejando de la situación. El alcalde, Wenceslao López, llegó a afirmar durante la pasada celebración de Santa Rita de Casia, con un acto celebrado como es tradicional en la plaza de Trascorrales, que la falta de recursos humanos «es el mayor problema del Ayuntamiento desde hace tres años». Una situación, según añadió, que impide «garantizar un servicio de calidad». Además, destacó que la contratación de personal «nunca es un gasto», sino una «inversión».

El equipo de gobierno ha trabajado durante estos cuatro años para intentar dentro de los límites legales solucionar el problema. En enero llegaron a un acuerdo con los sindicatos para la incorporación de 64 nuevos funcionarios que, sumados a los 112 puestos anunciados en noviembre -a cargo de las ofertas públicas de 2018 y 2017-, sumarán hasta 176.

Más información

35 horas semanales

La Concejalía de Personal logró en enero cerrar la negociación con los sindicatos para la recuperación de la jornada laboral de 35 horas, perdida por los funcionarios durante lo peor de la crisis económica y que estaba supeditada a la estabilidad presupuestaria del Consistorio. Sobre la mesa quedó la propuesta de perder las cincuenta y cinco horas de verano a expensas de negociar algún modo de compensar más horas de trabajo en invierno para reducir la jornada estival sin que se resienta el servicio público.