Barbón hablará con Defensa para reconducir la negociación por La Vega

El alcalde Alfredo Canteli y el presidente del Principado, Adrián Barbón, en la sede de Presidencia. / ALEX PIÑA
El alcalde Alfredo Canteli y el presidente del Principado, Adrián Barbón, en la sede de Presidencia. / ALEX PIÑA

El alcalde reitera su confianza en el presidente regional para avanzar en asuntos pendientes: «Somos amigos, el entendimiento es fácil»

G. D. -R.OVIEDO.

Casi una hora y media duró ayer el encuentro entre el presidente del Principado, Adrián Barbón, y el alcalde, Alfredo Canteli, y el idilio continúa: «El entendimiento es fácil, somos amigos, de verdad, y vamos a trabajar; él, por Asturias, y yo, por Oviedo. Todo lo que haga él por Oviedo es bueno para Asturias y todo lo que yo haga por Oviedo beneficia a Asturias», resumió el primer edil a la salida de una reunión en la que «hablamos de todo».

Todo es mucho y concreciones, más allá de la sintonía, hubo pocas. Canteli señaló el «interés especial» del presidente del Principado por la situación de La Vega y aseguró que Barbón se ha comprometido a «hacer algunas gestiones». ¿Cuáles? «Hablar con la ministra para empezar y, a partir de ahí, ya os comentaremos». Canteli no precisó qué le ha pedido que traslade a Margarita Robles, se limitó a apuntar que «en La Coruña había una situación similar, hay un alquiler» y que es una opción que no se puede descartar. «Lo tenemos que mirar», afirmó y rechazó pagar los 44 millones de euros de la valoración catastral entre críticas a su predecesor, Wenceslao López, al que el equipo de gobierno le acusa de ocultar el informe. «Hay que desmontarlo todo y tratar de llevarlo a un precio que sea razonable y si no lo compramos, llevarlo a un alquiler; el caso es que La Vega no puede seguir así», defendió.

Las reuniones de los alcaldes con los presidentes regionales, que para esta legislatura inauguró Canteli, suelen ser una lista de peticiones. El alcalde, ayer, hizo incluso propuestas: «Hablamos mucho de El Cristo», detalló, «incluso de que los juzgados», hoy desperdigados por media ciudad, «fueran al antiguo edificio de Silicosis», propuso. «Yo sé que a la parte judicial le gustaría», pero es el Principado el que «lo tienen que mirar».

El coso

Barbón y Canteli también abordaron la situación de la plaza de toros, uno de los objetivos prioritarios de este equipo de gobierno y de por lo menos los dos anteriores. El Ayuntamiento, anunció el alcalde, hará un nuevo intento de rebajar el actual grado de protección: «Queremos liberarlo, está como Bien de Interés Cultural y queremos dejarlo en un nivel de protección bajo para poder actuar y acometer las obras, porque si te empiezan a poner impedimentos...», expuso. Aseguró que Barbón lo «vio factible», pese a las anteriores negativas del Principado, pero confió porque «su apoyo aquí es fundamental, es su consejera y su director general de Patrimonio los que tienen que decidirlo. Yo creo que lo vamos a conseguir».

Área metropolitana

Con menos seguridad, Canteli reiteró su rechazo al modelo de área metropolitana. «Entendió todo lo que yo le expuse y creo que lo van a mirar», señaló, pero, «en la situación actual, Oviedo seguiría en el mismo sitio». Esto es, fuera. «No puede ser que un partido con diez concejales tenga la misma representación que uno que tiene uno y la misma fuerza dentro del área y que el Principado tenga la llave siempre en cualquier decisión que se quiera tomar», y mostró su preferencia por configurar un consorcio, «los consorcios están funcionando muy bien en Asturias».

El alcalde llevó a la reunión varias carpetas llenas de papeles, de cosas pendientes con el Principado, con el Estado o asuntos en los que la colaboración autonómica puede ser decisiva: desde la glorieta que «está sin hacer» en la salida de la 'Y' hacia el HUCA; al Bulevar de Santullano, para el que «aún hay que esperar» a tener los informes técnicos; a la posibilidad de «ampliar un poco» la salida hacia Pepe Cosmen en las obras de Nicolás Soria; o mejorar los servicios junto al Prerrománico. «Oviedo fue la eterna abandonada», resumió. Admitió eso sí que la agenda da para más de un mandato, «pero lo importante es empezar a andar».

Más información