El belén monumental se queda en Trascorrales

Representantes de las asociaciones de belenistas de Asturias, ayer en las Pelayas. / PIÑA
Representantes de las asociaciones de belenistas de Asturias, ayer en las Pelayas. / PIÑA

El Ayuntamiento baraja, entre otras cosas, «ampliar parte de la exposición» a la plaza de la Catedral dentro de la programación navideña

CECILIA PÉREZOVIEDO.

La plaza de Trascorrales será este año, de nuevo, el escenario donde se ubique el belén monumental con motivo de las fiestas navideñas. Así lo confirmó el vicepresidente de la Asociación Belenista de Oviedo, Manuel Ortiz, momentos previos a la celebración del encuentro de belenistas de Asturias que tuvo lugar en la iglesia del monasterio de Las Pelayas, ayer al mediodía. «Estamos trabajando en un belén bíblico tradicional de 32 metros cuadrados, nuevo por completo», explicó Ortiz.

Desde la Asociación de Belenistas de Oviedo aseguraron que en ningún momento el Ayuntamiento les comunicó la intención de trasladar el tradicional belén a la plaza de la Catedral, al menos este año, pero sí avanzaron que «estamos gestionando poner algo allí. El Ayuntamiento está en ello», puntualizaron.

Fuentes municipales explicaron que el Consistorio ya trabaja en la programación navideña. Entre otras cosas, baraja que «parte de la exposición de Trascorrales se traslade o amplíe a la plaza de la Catedral. Pero todo depende de lo que ocupe», matizaron. Hay que recordar que la plaza de Alfonso II El Casto, de momento, no se puede utilizar por los problemas en la recepción de las obras de renovación de su pavimento.

Con todo, desde la Asociación Belenista de Oviedo ya avisaron que sus preferencias para ubicar la exposición del nacimiento es la antigua plaza del pescado. «Nosotros preferimos Trascorrales porque de este modo el belén está cubierto y se mantiene protegido», explicaron.

Esta agrupación junto con la de Asturias y Gijón celebraron ayer la festividad de San Francisco, patrón de los belenistas desde 1986. Fue un emotivo acto en el monasterio de San Pelayo.