Bomberos, al borde del bloqueo operativo por la baja del responsable

UGT denuncia que el software con el que se gestiona el servicio es propiedad de un único inspector y solo el tiene acceso al mismo

J. C. A.OVIEDO.

El personal del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento del Oviedo (SEIS)está al borde de la parálisis operativa por la baja laboral del responsable de la asignación de turnos y retenes. No solo. Según denunció ayer el sindicato UGT, el programa informático con el que se gestiona el departamento de Bomberos es propiedad de ese mismo inspector «que lo tiene bloqueado» al ser el «único con acceso al mismo».

Sin usuario ni contraseña, los Bomberos no puenden gestionar «la organización de todo el personal operativo, la asignación de refuerzos, de retenes, los partes de intervención, cualquier incidencia sobre el material, el mantenimiento o el mismo almacén», según informó la central sindical en un comunicado de prensa. UGT lamenta, además, que «fueron muchos los meses de espera para la incorporación de 12 nuevos efectivos» que, ahora, quedan fuera de refuerzos o retenes ante «cualquier contingencia imprevista de personal» porque su ficha no ha sido creada en el programa informático.

Recuerda el comunicado que el Ayuntamiento de Oviedo tiene experiencia en inspectores que desarrollan programas y se quedan con las claves. «Existe un precedente parecido en la Policía Local, donde otro trabajador tuvo bloqueada la gestión de sanciones», afirman de un agente que «incluso llegó a pedir derechos por propiedad intelectual».

Desde UGT piden a José Ramón Prado, concejal de Seguridad Cuidadana, que «adopte las medidas que considere y ponga fin a semejante despropósito» en aras de gestionar la compra del programa «que el servicio requiera». También solicitan que, una vez comprado un programa de estas características «se forme al personal suficiente que garantice el buen funcionamiento del servicio».

«Si no fuera tan serio, porque hablamos de asignar refuerzos y retenes, es decir, de la seguridad de ciudadanos y trabajadores, bien podríamos hablar de una broma de mal gusto o de una chiquillada», avisa UGT.

No es el único conflicto en el seno de Seguridad Ciudadana. Varios sindicatos han advertido en los últimos meses que la centralita de Policía Local y Bomberos «constituye un permanente e inaceptable foco de problemas laborales» porque las vacantes en el servicio se hacen «de forma directa, interesada y viciada» por un mando del SEIS «que maneja a los candidatos a reforzar a su antojo y preferencia, resultando aquel, en primera persona, protagonista de un verdadero escándalo en retribución de horas extraordinarias, algo inaceptable e inasumible». Los hidrantes también siguen sin revisar.

Temas

Oviedo