En busca de Ana Ozores

Chelo Veiga junto a los participantes en la ruta de 'La Regenta' ante la escultura de 'Clarín' en el Campo de San Francisco. /  HUGO ÁLVAREZ
Chelo Veiga junto a los participantes en la ruta de 'La Regenta' ante la escultura de 'Clarín' en el Campo de San Francisco. / HUGO ÁLVAREZ

Un centenar de personas disfrutaron de las dos salidas realizadas en agosto sobre los escenarios descritos en la obra de 'Clarín' La ruta literaria sobre 'La Regenta' bate el récord de participantes este verano

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Algo tendrá de especial la novela más aclamada de Leopoldo Alas, 'Clarín', cuando más de un centenar de personas se han apuntado este verano a las dos ediciones de la ruta literaria que recorre los escenarios de 'La Regenta', una actividad organizada por la concejalía de Educación y la Red de Bibliotecas de Oviedo.

La última cita de esta temporada estival tuvo lugar ayer. Cincuenta personas pasearon por la Vetusta de 'Clarín' en busca de los espacios que dieron vida a los personajes de Ana Ozores y Fermín de Pas. Un recorrido que completó a la ruta de la semana pasada donde otras cincuenta personas disfrutaron de este peculiar paseo de novela decimonónica. De hecho, la afluencia de gente que se quedó sin posibilidad de participar en el recorrido de la semana pasada hizo que la actividad se repitiese ayer.

El trayecto que se inició en la escultura homenaje a 'Clarín', en el Campo de San Francisco y que finalizó en el escenario principal de la novela: la plaza de la Catedral. «Seguimos siendo muy de 'Clarín'», justificó Chelo Veiga, responsable de la actividad, el éxito de la convocatoria. «Vamos recorriendo los escenarios de 'La Regenta' desde el lugar donde vivió 'Clarín' a la residencia donde se ubicaba la casa de Ana Ozores y vamos leyendo fragmentos de la novela», explicó la coordinadora de la Red Municipal de Bibliotecas.

Desde Cataluña

Isabel Vallina fue una de las participantes en la ruta y su presencia no fue fruto de la casualidad. «Este verano estoy leyendo 'La Regenta', voy por la mitad y me parece una obra magistral», aseguró esta lectora que pertenece al club de lectura de Villa Magdalena. De un poco más lejos se vino María Salvia. «Soy de Barcelona, estudié Filología Hispánica y la novela de 'Clarín' fue lectura obligatoria. Veraneo en las Cuencas y cuando me enteré de que se hacía esta ruta literaria me apunté porque quiero ponerle cara a las palabras de 'Clarín'», explicó.

La ruta de ayer sirvió de despedida por los escenarios de 'La Regenta', pero los recorridos literarios continúan con el Paseo literario: pasado y presente de la ciudad a través de algunas novelas, el próximo día 27 desde el convento de San Vicente. Una actividad cuyo objetivo final es «sacar las bibliotecas a la calle», defendió Chelo Veiga.