Calles cortadas por el IES de La Florida

El colectivo de familias para la construcción del instituto de La Florida, frente a la glorieta de Gabino Díaz Merchán. /  MARIO ROJAS
El colectivo de familias para la construcción del instituto de La Florida, frente a la glorieta de Gabino Díaz Merchán. / MARIO ROJAS

La Plataforma de padres para la Construcción del Instituto de la Zona Oeste se concentran en Gabino Díaz Merchán para denunciar «el retraso»

A. ARCE / J. VEGA OVIEDO.

La plataforma de padres para la Construcción del Instituto de la Zona Oeste de Oviedo, el IES de la Florida, se concentró ayer en la glorieta de Gabino Diaz Merchán para protestar contra el retraso de las obras del instituto, licitadas el pasado 9 de enero, pero estancadas ahora después de que la empresa Ingenieros, Construcción y Naves renunciase a la ejecución del proyecto, que asciende a 8,3 millones de euros, dependiente de la Consejería de Educación.

Allí, más de un centenar de manifestantes realizaron un recorrido a través de las calles Manuel del Fresno y Vázquez de Mella. Con esta. El pasado diciembre protagonizaron otra concentración el pasado diciembre, que congregó a trescientas personas. Uno de los afectados, Diego Santiago, a la cabeza del grupo, expresó, en declaraciones a este diario, que «no se ha avanzado nada».

«Nuestros hijos siguen teniendo que acudir a los institutos de La Ería o al Monte Naranco como hace un año, esto solo ha supuesto un nuevo retraso más y estamos hartos», manifestó Santiago. «Esto afecta a muchos niños, a las familias de La Florida, Las Campas, a San Claudio, Santa Marina de Piedramuelle y Vallobín. Reclamaremos lo que nuestros hijos y los chavales de la zona se merecen», sentenció, y pidió «por favor» a los responsables de la Consejería de Educación que «pongan todos los medios que están a su alcance para que esto arranque de una vez».

En ese sentido, en un comienzo fueron trece las empresas que se interesaron por este contrato que salió a concurso a principios de año. La que presentó la oferta más ventajosa fue la UTE Iguar-Ceteco, pero entregó fuera de plazo unos documentos y la mesa de contratación acordó que la segunda clasificada se llevase el contrato, siempre y cuando entregase en tiempo y forma todos los papeles exigidos en los pliegos pero ahora esta empresa ha renunciado al procedimiento.

Una vez construido, el centro educativo contará con dieciocho aulas. De ellas, doce estarán dedicadas a los distintos cursos de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y el resto para Bachillerato. El centro dispondrá, además, de biblioteca y gimnasio, con funcionamiento que puede ser independiente a la actividad del propio instituto, pista deportiva, cafetería y salón de actos.