Las calles de los sueños de Lucía Falcón

Las calles de los sueños de Lucía Falcón
Adrián Barbón, Wenceslao López, Lucía Falcón e Idoya Rey, durante la presentación de 'Todas las calles de mis sueños'. / HUGO ÁLVAREZ

Presenta su primer libro en la Casa del Pueblo acompañada por el alcalde, Wenceslao López; y el secretario general de la FSA, Adrián Barbón

ALBERTO ARCE

Páginas convertidas en deseos de ciudad, de barrio; una miscelánea sentimental siempre ligada a Oviedo y a su ciudadanía a través de «sueños a barullo y granel»; un catálogo sin extravío alguno en el que «la ilusión es acción y ninguna idea tiene coartada de fantasía». Así describe la galerista ovetense, historiadora del arte, y secretaria de Cultura de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO), Lucía Falcón (Oviedo, 1983) su primera obra literaria: 'Todas las calles de mi sueños. Ideas para el cambio de una ciudad de provincias al mundo entero'.

Lo hizo ayer, bien entrada la tarde, en el salón de actos de la Casa del Pueblo. El texto, que en términos literarios aparece como su 'opera prima', recoge los artículos que la autora ha ido publicando en EL COMERCIO a lo largo de estos últimos tres años y medio bajo el título 'Ideas para el cambio'.

Sus maestros de ceremonias fueron «muy especiales». En la sede de la AMSO, estuvo acompañada en la mesa por el primer edil de la Corporación municipal ovetense, Wenceslao López; el secretario general de la FSA-PSOE, Adrián Barbón; y la periodista Idoya Rey.

«Lucía es una ovetense que vive por la cultura con osadía; una joven que viene de uno de los barrios más deprimidos del municipio (Ventanielles); una socialista decidida que apuesta por una de las fortalezas de la ciudad», comenzó afirmando el regidor. «Este es un alegato en favor del microtejido social y económico de los barrios», sentenció

Por su parte, Barbón elogió la «actitud» de Falcón, pues, en sus palabras, «pone el foco sobre Oviedo para enriquecerlo y sacarlo hacia afuera», y «reivindica lo genuino frente a toda adversidad».

Patrimonio cultural

«Es necesario poner en valor el patrimonio cultural del que disponemos», relató la autora tras agradecer las intensas glosas de sus contertulios. Después, admitió uno de sus deseos más urgentes, «la revitalización del comercio de proximidad» en los barrios. Y al final, cuando uno de los asistentes le preguntó sobre la relación entre el 'arte' y el 'socialismo', ella contestó: «El socialismo, como la cultura, es una forma de vida, y estoy obligada a transmitir lo que soy a través del arte».