Canteli pide apoyo a las grandes empresas para traer los World Cheese Awards a Oviedo

Una feria de los quesos artesanos de Asturias en Gascona, con el cartel del Bulevar en lo alto. / MARIO ROJAS
Una feria de los quesos artesanos de Asturias en Gascona, con el cartel del Bulevar en lo alto. / MARIO ROJAS

El impacto que tuvo la cita de 2016 en San Sebastián se elevó a 1,5 millones de euros, el doble de la inversión Los organizadores del mayor evento del sector quesero llegan a Asturias para examinar la oferta

JUAN CARLOS ABADOVIEDO.

La candidatura de Oviedo para acoger los World Chesee Awards en 2020 -el mayor evento gastronómico vinculado al queso del mundo- se somete a partir de hoy al examen más importante hasta la fecha con la visita de los responsables británicos del certamen.

Ayer, el alcalde, Alfredo Canteli, volvió a mostrar su cara más optimista para lograr hacerse con la organización de la muestra y volvió sobre sus palabras acerca de la financiación advirtiendo, con sorna, que «si a alguien le sobra algo que nos ayude a pagarlo». Más en serio, el regidor dijo estar seguro de que «las grandes empresas estarán aquí» para que «Oviedo sea la capital mundial de los quesos el año que viene». Las estimaciones de la organización elevan hasta los 700.000 euros el coste de la candidatura. De ella, la iniciativa privada aportaría 300.000 mientras que Ayuntamiento y Principado se repartirían el resto al 25% y 75%.

Canteli puso el acento sobre las grandes empresas a un día de la visita de los organizadores del certamen afirmando que el Ayuntamiento va a «luchar» y va a «volcarse para que el evento esté en Oviedo». Tendrá que hacerlo. Si bien la Consejería de Desarrollo Rural y la de Turismo han cerrado las puertas a financiar la candidatura ovetense para albergar los World Cheese Awards, desde el Principado enfriaron la semana pasada su apoyo emplazando el sí definitivo a la formación del gobierno autonómico.

Las cuentas que maneja la delegación española de la muestra hablan de doblar la inversión con el retorno que supondría exhibir en Oviedo más de 3.000 quesos y alojar a sus respectivos productores. Luisa Villegas, la responsable de Instituto del Queso -delegación de los World Cheese Awards en España-, cifra en 1,5 millones de euros el impacto que tuvo, en 2016, la edición celebrada en San Sebastián.

Con la parte presupuestaria en vías de concretarse, la visita que hoy comienza tratará de mostrar a la delegación británica las bondades de Oviedo y Asturias para hacerse con el evento. La delegación aterrizará esta tarde en el Principado y serán recibidos por responsables municipales. Mañana y pasado está previsto que visiten el Palacio de Congresos, lugar preferente para celebrar el certamen, y varios puntos de la región con tradición quesera. Como punta de lanza para mostrar la potencia y la singularidad de la gastronomía local, desde la Concejalía de Hostelería, en consonancia con el Principado, se ha propuesto que conozcan la cueva Oscura, emplazada en la localidad oniense de Avín y donde se cura el Gamonéu del Valle. Asimismo, los organizadores también visitarán cuevas dedicadas a la producción del Cabrales.

Candidatura «favorable»

Para impresionar a los responsables de los World Cheese Awards, las pautas las dio la propia Villegas tras su primera toma de contacto con alcalde y concejales. Tras 30 años organizando los premios, Oviedo necesita empaquetar una candidatura que aúne, en apenas dos días de certamen, una «experiencia gastronómica, cultural e intelectual importante». Según destacó la organizadora de la cita de 2016 en San Sebastián, no todas las ciudades y regiones que optan a los World Cheese Awards «tienen ese recorrido». Citando como «factor clave» que el Principado cuenta con una gran diversidad de quesos» y «un entramado empresarial interesante». «Es una región cultural avanzada, tecnológica, con mar y montaña y una tradición quesera importante».

Durante los trabajos para preparar la visita de los responsables, Villegas destacó que la candidatura de Oviedo cuenta con la calificación de «favorable» frente a otras propuestas, presumiblemente dos ciudades del arco mediterráneo y tres de Europa central. A favor de Oviedo juega su oferta cultural y gastronómica y la potencia productora del sector lácteo asturiano y nacional y su amplia representación en la muestra, donde uno de cada tres quesos son españoles. Un escaparate para los productores del Principado de cara a exhibirse ante 250 expertos jueces en la fase de concurso.

Si la visita sale como plantean organización y Ayuntamiento y Oviedo sale elegida, la segunda fase será comenzar a pergeñar la infraestructura que necesita el evento. Desde acuerdos con el Ministerio de Asuntos Exteriores para lograr que productores de los cinco continentes estén presentes, a firmar los convenios de esponsorización y participación con las citadas «grandes empresas» que quieran vincular su nombre al evento. El objetivo, recoger el testigo de la sede de este año, Bergamo.

Más