El Centro Médico extirpa los ganglios centinela con un novedoso método

El equipo del Centro Médico durante una intervención con el robot Da Vinci. / M. G.
El equipo del Centro Médico durante una intervención con el robot Da Vinci. / M. G.

La doctora Lucía Vior opera a una paciente con cáncer de endometrio en la que se valió de un colorante para detectarlos y del robot Da Vinci

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

Cuando la doctora del Centro Médico Lucía Vior explica el logro que consiguieron el martes todo parece fácil. Pero no lo es. El equipo de Ginecología, a partir de un novedoso método, extirpó los ganglios centinela a una paciente de 70 años con cáncer de útero -adenocarcinoma de endometrio- para su posterior análisis. Durante la intervención, le inyectaron un líquido de color verde en el cuello del útero con el que pudieron observar dónde se encontraban. A través de una «laparoscopia» se los quitaron. Todo ello en el marco de una operación asistida con el robot Da Vinci.

Esta técnica, según la doctora, ya se realiza en hospitales públicos como el HUCA y desde un centro sanitario de Bilbao les pasaron «el protocolo». Una vez analizado decidieron ponerlo en práctica, y con éxito. «Con el colorante sabemos dónde se encuentran los ganglios y hoy en día quitamos todos. Pero el objetivo en el futuro es extirpar solo el que está afectado», destacó ayer Vior en medio de un ajetreado día de consultas.

Los pasos siguientes de la cirugía, según fuentes del Centro Médico, fueron la extirpación del útero (histerectomía) y de los ganglios linfáticos para determinar si tienen cáncer (linfadecentomía). Todo ello bajo la asistencia del robot Da Vinci.

Fue en mayo cuando el Centro Médico llevó a cabo la primera cirugía robótica en Asturias y cada vez son más especialistas acreditados para su uso. Una de ellas es la doctora Vior quien ayer destacó que gracias a esta compleja máquina «la cirugía es más fácil». La paciente operada el martes se recupera satisfactoriamente de la intervención. «Ya está comiendo», apuntó Vior.

Esta técnica se volverá a probar el viernes en el quirófano del Centro Médico. El equipo de digestivo hará lo mismo en el recto de un paciente.