«Cerrar la cantera de Priorio puede suponer un segundo Villa Magdalena»

Miguel Alonso y Joel García durante su comparecencia. / P. LORENZANA
Miguel Alonso y Joel García durante su comparecencia. / P. LORENZANA

Los constructores cargan contra la orden de Urbanismo de modificar el PGO en Las Caldas para limitar las industrias extractivas y sus derivados

J. C. A. OVIEDO.

«El Pleno del Ayuntamiento ha tomado una medida contra una empresa de esta casa y contra las ocho canteras del municipio. Va a tener consecuencias porque hay lucro cesante y puede suponer un segundo Villa Magdalena para los ovetenses». Así de contundente se mostró ayer el presidente de la patronal de la construción CAC-Asprocón, Joel García, que ofreció una rueda de prensa junto con Miguel Alonso, presidente de Afapa, la asociación que agrupa a los fabricantes de áridos en el Principado.

Ambos lamentaron, por «insólita», la decisión de modificar de manera puntual el Plan General de Ordenación en el término de Las Caldas, para impedir que Canteras Mecánicas Cárcaba continúe con sus planes de implantar sendas plantas de transformación de asfalto y hormigón en la cantera que explota en Priorio.

Así, García calificó como una «desviación de poder» que causa a los empresarios de los áridos «inseguridad jurídica» la decisión tomada por Urbanismo para modificar el documento de planeamiento. De esta manera, el Ayuntamiento hizo suya la petición de la plataforma contra las plantas de asfalto y hormigón, que lleva litigando contra Cárcaba desde que se conocieron sus planes.

Unos proyectos que en las últimas fechas han recibido un freno por parte de la Consejería de Medio Ambiente, que ahora solicita a la empresa cumplimentar un estudio de impacto ambiental ordinario que contemple los usos acumulados de las tres actividades: cantera, asfalto y hormigón. Un extremo que desde la patronal ven como positivo al «limitarse la contaminación entre las tres actividades», explicó García en su comparecencia.

Sector a la baja

Alonso, por su parte, explicó la «incertidumbre» que supone para el sector, que en Asturias emplea a 350 personas de manera directa y a un millar de forma auxiliar. Tras años de crisis inmobiliaria, en el Principado todavía no ha logrado ver la luz del túnel. «En 2017 en toda España la producción creció un 7,5% con respecto a 2016 y en 2018 un 5%. Aquí bajamos un 9% y los datos de 2018 serán parecidos», explicó.

La comparecencia de los representantes empresariales se solapó en el tiempo con la órden dada por el concejal de Medio Ambiente, Ignacio Fernández del Páramo, para que los técnicos municipales iniciaran la apertura de un expediente encaminado a la citada modificación del PGO. «Con el nuevo gobierno, Oviedo demuestra día a día que el desarrollo productivo y económico es compatible con el respeto a la salud de los vecinos», aseveró el edil. Avanzó que pretendo contar cuanto antes con el documento de prioridades que encauce las actuaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos