«La ciudadanía me ha colocado en Oviedo y en la oposición»

Los dos exalcaldes socialistas de la ciudad, Antonio Masip y Wenceslao López, se saludan al inicio de la asamblea ordinaria de gestión de la AMSO ayer tarde. / HUGO ÁLVAREZ
Los dos exalcaldes socialistas de la ciudad, Antonio Masip y Wenceslao López, se saludan al inicio de la asamblea ordinaria de gestión de la AMSO ayer tarde. / HUGO ÁLVAREZ

Wenceslao López se borra de los rumores que le sitúaban en el Senado y anuncia una oposición vigilante «con la derecha, que destruye lo público»

G. D. -R./J. C. A.OVIEDO.

Ni al Senado ni a su casa, el exalcalde, Wenceslao López, rechazó ayer los cantos de sirena que sugieren su nombre para la cámara alta por designación autonómica, y se reafirmó en que los ovetenses le han colocado en la oposición con sus votos «y ahí tengo una gran responsabilidad que hacer. Vamos a fiscalizar a la derecha, que como se ha demostrado viene a expoliar lo público». «Me pueden colocar donde quieran, pero la ciudadanía de Oviedo me ha colocado en Oviedo y en la oposición», insistió López, «en política hay que estar en cada momento en lo que uno tiene la obligación y responsabilidad de cumplir».

El de ayer era un trago amargos: la primera asamblea de los socialistas tras perder la Alcaldía. López lo afrontó con un informe resumen de sus cuatro años de gestión, de los que destaca el liderazgo del PSOE, su rigor y la herencia recibida del PP. Nada de eso sirvió para retener el bastón de mando, entre otras cuestiones por la «deslealtad» de Ciudadanos en las negociaciones, señaló su secretario general, Iván Piñuela, que destacó los «optimos resultados» del partido en las dos citas electotales, pese a ello, la pérdida del gobierno deja «un sabor agridulce», explicó. Piñuela recalcó que «se hizo todo lo posible» por llegar a un a cuerdo con Ciudadanos «pero al otro lado no había el interlocutor que esperábamos». «No fueron leales, no fueron sinceros, ni con nosotros ni con la opinión pública», destacó Piñuela, que prometió «una oposición responsable y constructiva».

Más duro, Wenceslao López lamentó los «proyectos de futuro» para Oviedo que no se podrán culminar «porque la derecha cuando gobierna destruye lo público o lo privatiza», aplica, dijo, «políticas contrarias a la ciudadanía».

Una «dinámica»

Para López, en tres semanas de gobierno bipartito PP-Ciudadanos, «ya se perciben reacciones» de «ciertos grupos de poder» como la Iglesia o los empresarios. Una actitud que, según López, se va a convertir en una «dinámica en el futuro» y que se está visualizando, a su juicio, en «actitudes retrogradas» como no colocar la bandera LGTB de la Casa Consistorial y ponerla en el edificio de enfrente. Pero también percibe cambios de los que cuesta más ver, cambios internos en el Ayuntamiento, que «lo que con nosotros era imposible, ahora no lo es», señaló

La ejecutiva de la agrupación también logró sacar adelante la unificación en la marca 'PSOE Oviedo' de la comunicación en redes sociales del grupo municipal y el partido.

Más noticias