Ciudadanos delega Distritos, Educación y Centros Sociales en Pacho, Vidal y García

Alfredo Canteli y Nacho Cuesta anunciaron el pacto entre PP y Ciudadanos en la plaza del Ayuntamiento hace tres semanas./ MARIO ROJAS
Alfredo Canteli y Nacho Cuesta anunciaron el pacto entre PP y Ciudadanos en la plaza del Ayuntamiento hace tres semanas. / MARIO ROJAS

La decisión completa el organigrama del gobierno tres semanas depués del anuncio del acuerdo entre PP y liberales

GONZALO DÍAZ-RUBÍNOVIEDO.

El Grupo Municipal de Ciudadanos confirmó ayer las áreas de las que se ocuparán sus tres concejales delegados: Luis Pacho lo será de Distritos; Yolanda Vidal, de Educación, y Lourdes García de Centros Sociales. El anuncio completa un organigrama de gobierno complejo y cuyo cierre se ha demorado más de los esperado. A la formación naranja le ha costado tres semanas tomar la decisión desde que Alfredo Canteli y Nacho Cuesta anunciaron el entendimiento entre los dos partidos tras las elecciones de mayo. Y aún así, hay flecos por cerrar. La de Luis Pacho como concejal delegado de Distritos y la de su compañera de grupo Lourdes García como responsable de Centros Sociales se resolverá hoy por resolución de Alcaldía, pero la de Yolanda Vidal «será más adelante», señalaron fuentes de Ciudadanos.

Pacho, anterior portavoz y candidato de Ciudadanos, dependerá orgánicamente de su sucesor en ambos puestos, Nacho Cuesta, que se desgaja de apenas una competencia residual de su macroconcejalía de Urbanismo e Infraestructuras, sin perjuicio de que en un futuro «es probable que tenga más competencias, pero aún está por decidir», explicaron desde el grupo municipal. Las que se le añadan también tendrán que salir del saco que pesa sobre la espalda del primer teniente de Alcalde. Algunas de las que podrían recaer en Pacho son las referidas al mantenimiento de vías urbanas y rurales o del alumbrado público.

Sus compañeras de grupo, en cambio, dependerán de la otra concejalía de gobierno de Ciudadanos, la que detenta José Luis Costillas y que engloba las áreas de Cultura y Educación. La segunda, que siempre ha sido concejalía de gobierno, será responsabilidad delegada en las próximas semanas de Yolanda Vidal, mientras que para Lourdes García será una delegación menor, de Centros Sociales.

Extraño

A PP y Ciudadanos después de entenderse con relativa facilidad para formar gobierno les ha quedado un organigrama extraño. Para empezar porque las dos partes salieron con dudas después de firmar el pacto. Dudas hasta sobre el reparto de concejalías de gobierno, que finalmente quedó en siete para los populares y dos para los liberales. Además, los planes de Ciudadanos para dejar Cultura en manos de Yolanda Vidal y los de ambos para desgajar Festejos en una concejalía de gobierno con Juventud y en manos de Covadonga Díaz tropezó con la realidad. Sin personal, sin funcionarios y sin contratos era imposible separar las fiestas de la Fundación Municipal de Cultura, un objetivo que ambos partidos han aplazado ya para el próximo año. Tampoco fue factible delegar la presidencia de la FMC en la pianista y profesora Yolanda Vidal, las facultades que tiene el presidente del organismo para contratar o abrir expedientes exigen que sea un concejal de gobierno. José Luis Costillas retendrá por tanto la dirección de la fundación municipal y la responsabilidad última sobre las fiestas -de San Mateo a la Cabalgata de Reyes-, además de las de Educación, Centros Sociales, Salud Pública y Consumo. Las dos primeras, delegadas en sus compañeras.

El reparto de áreas incurre en varias zonas grises. Participación y Transparencia se quedan en la concejalía de Interior del popular Mario Arias, pero Distritos estará en manos de Ciudadanos. Dos concejalías de dos partidos tendrán que coordinarse para impulsar la prometida reforma del reglamento de Participación Ciudadana y del funcionamiento de los siete distritos del concejo.

No es la única. También las hay entre concejalías en manos del mismo partido. A Mario Arias le toca Atención al Ciudadano, pero al responsable de Economía la cabe la Transformación Digital. De nuevo dos áreas que tendrán que coordinarse en ese empeño anunciado de mejorar y facilitar la relación del Ayuntamiento con los ciudadanos. Y serán tres de dos partidos, si a la mejora de la atención se le suma la solución a los problemas en Licencias. Son dos ejemplos, pero hay más: la Promoción de la Zona Rural es responsabilidad de Gerardo Antuña, el resto de las cosas que interesan a los vecinos de pueblos y parroquias, el alumbrado, el saneamiento o el asfaltado de caminos son materia de Nacho Cuesta. «Lo importante es empezar a rodar, si hace ruido el coche siempre se puede pasar por boxes», resta trascendencia a estas posibles áreas grises un concejal de gobierno.

Locales y asesores

La definición de las delegaciones de los concejales de Ciudadanos ayudará a desbloquear otras cuestiones pendientes como el reparto de espacio para los grupos municipales. La concejalía de Educación, delegada o no, tiene despacho propio en la calle Quintana, junto al servicio, lo que reducirá las necesidades de espacio de los liberales. Queda aprobar el número de asesores y su reparto y, sobre todo, financiar el aumento del gasto en personal eventual que proponen PP y Ciudadanos.