Sergio Herrero pide que los colegios de abogados de Oviedo y Gijón sean «una única voz»

Sergio Herrero pide que los colegios de abogados de Oviedo y Gijón sean «una única voz»
MARIO ROJAS

El decano de los abogados gijoneses ha recibido este viernes la medalla al mérito del colegio ovetense

EFE

El decano del Colegio de Abogados de Gijón, Sergio Herrero, ha abogado por mantener la colaboración y una «única voz» con la institución colegial de Oviedo desde la lealtad entre ambos órganos, para aunar ideas y proyectos y defender mejor los intereses de los asturianos.

Sergio Herrero ha sido distinguido este viernes con la medalla al mérito del Ilustre Colegio de Abogados (ICA) de Oviedo por la estrecha colaboración que viene manteniendo desde que accedió al Decanato del colegio gijonés, en 2005, tras la propuesta presentada durante la etapa del anterior decano, Ignacio Cuesta, actual candidato de Ciudadanos en Oviedo.

El decano gijonés ha sido glosado por el exdecano de Oviedo, Enrique Valdés, quien le ha pedido que reconsidere la posibilidad de constituir un Consejo de la Abogacía Asturiana, como órgano de coordinación entre los dos Colegios de Abogados, al disponer de persona y sedes y no implicar un coste adicional.

Herrero ha descartado de momento su creación al sostener que no sería necesario crear un tercer órgano en Asturias en defensa de los intereses de los profesionales de la Abogacía y ha explicado que a lo largo de los 14 años que lleva al frente del ICA de Gijón, ha tratado con cinco decanos en Oviedo y en todas las ocasiones han ido «de la mano».

El ICA de Oviedo ha entregado este viernes sus insignias de plata y oro a 88 colegiados, al cumplir 25 y 40 años, respectivamente, con motivo de la festividad anual en honor a su patrono, San Ivo, y los abogados Manuel Morales Zapata y Ramón Vega Cobas han agradecido los reconocimientos, respectivamente, en nombre de sus compañeros.

El decano de Oviedo, Luis Carlos Albo, que también ha sido reconocido por llevar más de 40 años de ejercicio profesional, ha asegurado que con estas distinciones se reconoce el trabajo de los colegiados que llevan ejerciendo su profesión «sin mácula» en sus expedientes colegiales.

El ICA ha rebajado la edad de 50 a 40 años para ser merecedor de la insignia de oro porque la Junta de Gobierno pensó que, si a esa edad se jubilan en otras profesiones, los abogados no tienen por qué ser «unos esclavos y estar atados a la silla» para ejercer su profesión y obtener el reconocimiento por su trabajo, ha explicado el decano de Oviedo.

También ha sido reconocida la profesionalidad de María África Hernández Bravo, primera mujer que perteneció a la Junta de Gobierno del ICA de Oviedo durante los mandatos de los decanos Carlos Botas y José Escotet y a quien las crónicas periodísticas de 1977 anunciaban como «una señorita de Avilés que jura el cargo de abogada», frente a los letrados varones que no tenían etiquetas.

El abogado Alfredo Prieto Valiente, exconsejero en el gobierno preautonómico de Asturias, ha recibido la distinción como colegiado de honor y se ha mostrado muy agradecido después de casi 60 años «bajo el peso de la toga».

El coronel Francisco Javier Almiñana, al mando de la 14 zona de la Guardia Civil, ha recibido la distinción como colegiado honorario y ha subrayado que la Guardia Civil se encuentra entre las instituciones mejor valoradas porque ha logrado elevados niveles de eficacia y eficiencia en Asturias hasta convertirla en «uno de los territorios más seguros», ha recalcado.

En Asturias, los 2.200 hombres y mujeres que integran la Benemérita, con 19 especialidades, han convertido a la institución en un cuerpo «cercano y próximo al ciudadano» y esa cercanía se traduce, entre otros, en la colaboración que desde el año pasado se ha formalizado con el Colegio de Abogados de Oviedo, entre otros, para cursos de formación, ha comentado.

El jefe superior de Policía, Juan Jesús Herranz, también reconocido con la misma distinción, ha incidido en la estrecha colaboración entre el cuerpo y el ICA de Oviedo y se ha mostrado orgulloso de la «excelente relación» entre ambas instituciones.